Actitud sin miedo

DESDE LA BANDA

El autor reclama lucha, valentía: «Prefiero ganar siendo cobarde que perder siendo valiente», pero nunca criticaré a mi equipo si pierde por salir a ganar», afirma

Tres jugadores del Pucela piden el balón al portero en el encuentro contra el Sporting. /G. VILLAMIL
Tres jugadores del Pucela piden el balón al portero en el encuentro contra el Sporting. / G. VILLAMIL
CARLOS PÉREZValladolid

Cuenta Víctor Kuppers en su charla más famosa de motivación que lo que diferencia a un crack de un chusquero es la motivación. Y lo explica con la siguiente fórmula: (C+H)xA. C es conocimiento, H es habilidad o experiencia. Y la A es la actitud. La C y la H suman, pero la A es la más importante porque multiplica. Explica que la actitud no es solo motivación, la actitud es reflexión, saber reponerse de un revés y saber jugar esta partida de cartas que es la vida. Víctor explica con mucha gracia cómo cuando juega con su mujer a la brisca, ella cambia la carta cuando al robar del mazo le sale una que no le gusta, intentando explicar así cómo ante un revés la gente esconde la cabeza como los avestruces.

Este martes escuchaba a Eduardo Blanco entrevistando a Miguel Ángel Peñas, entrenador del Balonmano Aula Cultural. Me encantó que dijese que aunque él sabe que económicamente ellos son inferiores a Bera Bera o Atlético Guardés, deportivamente no existe esa diferencia. Y que eso lo saben los rivales, pero lo importante es que lo saben las chicas. No se justifican en el presupuesto, todo lo contrario. Juegan con un 7 de bastos y arrastran para terminar ganando la partida.

Una aportación que hago a la charla de Víctor Kuppers es que la actitud es la resta entre las ganas y el miedo y el conformismo. El miedo a no ganar, el miedo a perder, el miedo a jugar arriesgando cuando sabes que puedes ganar sin arriesgar y perder arriesgando. El conformismo es ponerse como meta la media inglesa y pensar que el empate es bueno.

Esta plantilla del Real Valladolid 2107/18 creo que conocimiento tiene de sobra. Habilidad lo mismo. No habilidad para hacer un regate o poner un balón en tal sitio, que también. Hablo de habilidad como manejo de situaciones complejas. El problema está en la actitud porque aunque nadie puede dudar de las ganas, yo creo que esos miedos y ese no querer salir de la zona de confort que era el empate foráneo hacen que el multiplicando sea negativo o multipliques por cero coma algo.

Con el cambio de entrenador se buscaba sobre todo un cambio de dinámica. Solo hemos visto un partido, pero yo no vi ese cambio. Aquí hasta los más nuevos vienen con la urgencia del ascenso. Hablo por mí y no pretendo hacerme portavoz de la afición cuando digo que yo no exijo el ascenso. Exijo lucha, exijo ambición, exijo valentía. Y aunque prefiero ganar siendo cobarde a perder siendo valiente, nunca criticaré a mi equipo si pierde por salir a ganar. Lo que no pasó en Zorrilla el pasado domingo.

Espero que se juegue cada partido de los siete que queda con la ambición de ganarlo, sabiendo que con nuestro conocimiento, habilidad y actitud lo normal es ganarlo. No hacerlo es perder.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos