Ambición

Borja en un córner ante el Alcorcón. /R. Gómez
Borja en un córner ante el Alcorcón. / R. Gómez
CARLOS PÉREZ

Hay una serie en uno de esos canales para niños titulada 'School of rock' que trata de un profesor amante de la música que forma una banda de rock 'clandestina' con sus alumnos. Entre los componentes de la banda hay uno, Zack, que tiene una educación rígida por parte de su padre y otro, Lawrence, que es feliz, fantasioso e imaginativo. En un capítulo Zack le dice a Lawrence: «mi padre me dice que no haga nada si no voy a ser el primero» a lo que Lawrence le responde: «a mí me dice que sea tercero siendo feliz».

Aunque no estoy de acuerdo con ninguno de los dos, tampoco creo que ninguno de los dos se equivoque. En esta vida debes ser ambicioso para no ser mediocre y debes ser feliz mientras logras tus objetivos, porque no creo que la recompensa final merezca un sufrimiento innecesario.

Os cuento esto por el discurso del entrenador y algunos jugadores esta semana acerca de la bondad del punto logrado en Alcorcón. Es evidente que por muy ambicioso que seas nunca vas a lograr ganar todos los partidos. Por eso no entiendo que se busquen excusas tontas para explicar una derrota o un empate. Justificarse es lícito. Lo que me gusta menos es que se muestre falta de ambición. Por eso no me gusta la actitud del entrenador y de alguno de los jugadores que han salido esta semana en rueda de prensa. Ganar el domingo no hace bueno el punto en Alcorcón.

Recuerdo la rueda de prensa de Luis César el día de su presentación donde hablaba de ganar muchos partidos al mes, de no tirar parte de la temporada diciendo que la liga se juega los diez últimos partidos de liga.

Por esto quiero hacer esta crítica a Luis Cesar y a los jugadores. El discurso debe ser que «hemos perdido dos puntos y que vamos a trabajar para que eso no vuelva a ocurrir». Ya sabemos que el mejor amigo del hombre es el chivo expiatorio y quiero pensar que de no existir este clima infame que prensa y afición hemos creado, Luis César no se presentaría a las ruedas de prensa a la defensiva. Pero el que tenga motivos para estar así no le exime de hacer algo de autocrítica.

Con todo lo que estamos pasando me atrevería a decir que a estas alturas dependemos de nosotros mismos. Como decía la semana pasada hay que firmar la paz y ser ambiciosos. Que desaparezca esta situación de provisionalidad que el club no ha sabido evitar y que ganemos al Almería. Y que en la rueda de prensa posterior se diga que hay que ganar en Lugo y que no hacerlo sería un fracaso.

Total, a estas alturas ni vamos a ser primeros ni vamos a ser terceros siendo felices.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos