Real Valladolid

Una amenaza con antecedentes pucelanos

Mariño, durante un entrenamiento en Mareo. /ARNALDO GARCIA
Mariño, durante un entrenamiento en Mareo. / ARNALDO GARCIA

El entrenador Baraja, Mariño, Álex Pérez y Carmona, 'ex' del Pucela, vuelven a Zorrilla con la intención de afianzar su liderazgo, tras siete victorias consecutivas

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

De nada valen las referencias anteriores. El Sporting de Gijón que llega esta tarde a Zorrilla con la intención de enrocarse en el primer puesto de la tabla para seguir aspirando al ascenso directo a Primera División no tiene mucho que ver con el que empató en El Molinón con el Real Valladolid de Luis César Sampedro (1-1) el pasado 12 de noviembre. Mantiene, sin embargo, los antecedentes pucelanos que aportan su entrenador, el vallisoletano y expucelano Rubén Baraja; el exportero del Real Valladolid, Diego Mariño, que arruinó la remontada pucelana del partido de ida, el mediocentro Carmona y el central Álex Pérez, que defendió los colores blanquivioletas durante la pasada temporada a las órdenes de Paco Herrera. Precisamente, el entrenador catalán que empezó esta temporada en el Sporting cuando se sacudía el pelo dejado en la gatera de Zorrilla es ya baja en el equipo gijonés. Desde el 12 de diciembre ocupa su puesto un amenazante Baraja, que solo ha perdido 3 de los 16 partidos que ha disputado al frente del equipo asturiano –ante el Granada, Lugo y Oviedo, todos lejos del Molinón– y suma siete victorias consecutivas.

¡Peligro!, Mariño

Si bien es cierto que la expedición gijonesa desembarcará sin su máximo goleador, el uruguayo Michael Santos (16 goles en 31 partidos), lesionado hace tres semanas en Almería, mantiene en el once titular al cancerbero Diego Mariño, titular de la portería pucelana en la temporada 2013/2014, cuando el Real Valladolid era de Primera.

Mariño se convirtió en el peor enemigo del Real Valladolid en el partido de la primera vuelta. Borja lo sabe bien. El mediocentro pucelano tuvo dos ocasiones calcadas para marcar que jalearon como gol los aficionados pucelanos desplazados hasta El Molinón. Fueron dos cabezazos que sacó con manos prodigiosas el cancerbero gallego en el último segundo. Cualquiera de las dos oportunidades de Borja hubieran dado los tres puntos al Real Valladolid, porque Luismi, en el minuto 75, había anulado la ventaja local con un testarazo que envió el balón al fondo de la portería de Mariño.

Los antecedentes pucelanos del Sporting van más allá. Rubén Baraja ha reservado para el partido de hoy al central Álex Pérez, que la temporada pasada jugó con el Real Valladolid. Los 1,91 metros de Álex Pérez le convierten en el techo de la defensa gijonesa, con el 'plus' que le da conocer de primera mano a su excompañero Mata, pichichi del Real Valladolid.

La diferencia del Sporting que jugará hoy en Valladolid con el que saltó al césped del Molinón en la primera vuelta va más allá. Scepovic, que abrió el marcador en El Molinón en el minuto 5, en una de las ocasiones que la defensa de Sampedro quedó en evidencia, ya no milita en el equipo asturiano. Por contra, es muy probable que por la banda izquierda juegue Jony, incorporado a la disciplina sportinguista en el mercado de invierno. Toda una referencia en ataque que ha sido duda hasta el último momento. De hecho, hasta que Rubén Baraja haga pública la alineación, no hay nada seguro, porque Isma López sigue siendo candidato a salir de inicio en ese puesto. En cualquier caso, el peligro del Sporting es evidente, por la calidad de su plantilla, por el acierto de Baraja y por la incuestionable racha de victorias que suma.

Sergio, la incógnita

Nunca como hoy, a lo largo de la temporada, se ha producido tanta expectación en torno al Real Valladolid. La visita del líder, la declaración de partido de alto riesgo, la llegada de 39 autobuses, 3.100 entradas vendidas de forma anticipada y la previsión un total de cuatro mil aficionados asturianos, son solo el aperitivo de un festín que tiene como plato principal al nuevo entrenador del Real Valladolid.

El debut de Sergio González centra la atención de la afición pucelana y el interés de su primer rival, que no pude tener informes sobre su trayectoria como entrenador de Segunda División, sencillamente porque nunca lo ha sido.

Sergio González tampoco ofreció demasiadas pistas en su comparecencia ante la prensa para analizar el partido de la jornada;se limitó a mostrar su optimismo : «Sé como poder ganar al rival» dijo y acudió a lugares comunes y esperados como el refuerzo de la defensa para acabar con uno de los mayores déficits del Pucela de este año.

Sus primeras decisiones ejecutivas como entrenador, la convocatoria para el encuentro de hoy, tampoco fueron sorprendentes:dejó fuera a los habituales Al-Mousa y Rotpuller y sumó a Borja Herrera entre los descartados, que con los lesionados Deivid, Cotán y Chris Ramos deja a los 18 restantes para el once y el banquillo.

Sergio González juega una importante baza hoy ante el líder. Una victoria mantendría las posibilidades del Real Valladolid de luchar por el 'play-off' y justificaría su incorporación al banquillo blanquivioleta a ocho jornadas del final del campeonato. Además, el discurso del entrenador catalán ha estado preñado de optimismo y confianza en la plantilla que han puesto en sus manos. Asegura que es posible ganar, más aún en Zorrilla y con el esperado apoyo de la afición. Los jugadores por su parte, según anunció Moyano, mantienen la confianza de luchar por el ascenso. Yque los resultados justifiquen el cambio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos