Real Valladolid

Dos años de contrato y 4,5 millones de cláusula protegen a Toni

Fernando Calero, en las inmediaciones del Estado Zofrrilla. /EL NORTE
Fernando Calero, en las inmediaciones del Estado Zofrrilla. / EL NORTE

El club aprovecha la presentación de la ampliación de contrato de Calero para avanzar la de Toni

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

Primero fue la ampliación de Anuar y, esta semana, la de Calero. Esta mañana, Carlos Suáez, presidente del Real Valladolid, y Miguel Ángel Gómez, director deportivo, flanquearon al central de Boecillo en la sala de prensa para arropar sus argumentos sobre la ampliación de su contrato. Calero ha firmado hasta 2021 con la intención de «crecer en este equipo, porque yo soy de aquí», se reafirmó el jugador.

La comparecencia de los responsables del club sirvió también para confirmar que esta, la de la ampliación de contrato de las joyas de la cantera, es una tarea que no ha terminado. Cuando surgió el interés del Barça por Toni, Miguel Ángel Gómez lo dejó claro. «Toni tiene un contrato por dos años y una cláusula de rescisión de 4,5 millones», dijo el director deportivo. «Pero, además, él ha dicho que quiere quedarse y nosotros le queremos, por eso, todo apunta en la dirección de que va a quedarse en Zorrilla», concluyó.

Sobre la posibilidad de refuerzos en el mercado de invierno, Gómez solo dijo que están atentos por si hay alguien que interesa, aunque aludió al límite de fichas para rebajar las esperanzas. «Uno, o dos, y no habría más sitio», dijo.

Sobre la posibilidad de que se produzca alguna salida tras la primera vuelta, el director deportivo dijo que quería felicitar a los capitanes por el excelente ambiente del vestuario: «Ninguno se ha tirado del barco», dijo, aunque no descartó que algún jugador de los que no juega habitualmente quiera prosperar en otro sitio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos