Real Valladolid

El árbitro priva al Real Valladolid de una victoria inmerecida en Lugo

Óscar Plano intenta ganar en velocidad a Leuko./R. Gómez
Óscar Plano intenta ganar en velocidad a Leuko. / R. Gómez

Guillermo Cuadra Fernández anuló dos goles a Toni Martínez, uno de ellos por una falta inexistente

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

El Real Valladolid volvió a empatar sin goles fuera de casa (0-0), en esta ocasión ante el Lugo, un rival directo por hacerse un hueco en el 'play off'.

El equipo de Luis César Sampedro, en un encuentro de ida y vuelta sin un dominador claro, jugó en superioridad desde el minuto 67, cuando fue expulsado Luis Ruiz tras ver su segunda amarilla del encuentro.

0 Lugo

Juan Carlos; Leuko, Bernardo, José Malagón, Luis Ruiz, Seoane, Pita, Iriome (Jaime Romero, min. 62), Antonio Campillo, Albarracín (Azeez, min. 73), Mario Barco (Chuli, min. 83).

0 Real Valladolid

Masip; Antoñito, Kiko Olivas, Calero, Moyano; Borja, Luismi (Toni Martínez, min. 73), Míchel Herrero, Óscar Plano (Chris Ramos, min. 83), Ontiveros (Pablo Hervías, min. 62); Jaime Mata.

Árbitro
Cuadra Fernández expulsó por doble amarilla a Luis Ruiz (min. 21 y min. 67) y mostró sendas cartulinas a Pablo Hervías (min. 69), Toni Martínez (min. 86), Borja (min. 87) y Mata (min. 90), del Real Valladolid.
Incidencias
3.644 espectadores en el Anxo Carro de Lugo.

Los goles llegaron, ambos cayeron del lado blanquivioleta y los dos le fueron anulados a Toni Martínez tras sendos remates de cabeza. En el primero, en el minuto 82, el futbolista murciano estaba en claro fuera de juego; en el segundo (en el 86) el árbitro pitó tras un cuestionable empujón (que no se aprecia en las imágenes de televisión), lo que llevó la decepción y la indignación a un cuadro visitante que ya se veía vencedor.

El colegiado impidió que el equipo de Sampedro -que volvía a la que fue su casa deportiva el año pasado- se llevara los tres puntos, y Moyano evitó que perdiera uno, gracias a un despeje en la línea de gol en el minuto 91 tras un remate a bocajarro de Jaime Romero después de que a Masip se le escurriese el balón de las manos.

Primera parte de infarto

Si el partido llegó hasta el minuto 67 con 0-0 en el marcador fue, en gran medida, por el buen hacer de la defensa blanquivioleta en el primer tiempo y por la falta de acierto del ataque rojiblanco. Los pupilos de Francisco asediaron el área del Real Valladolid en la primera mitad, con una decena de balones centrados, en su mayoría a través de lanzamientos de faltas y córners. La zaga formada por Antoñito, Kiko Olivas, Calero y Moyano achicaba todos los balones que podía y los que conseguían conectar los jugadores locales se fueron fuera por muy poco (en dos ocasiones de Mario Barco) o a las manos de Masip.

Sampedro quiso apostar de inicio por el equipo que remontó el partido la semana pasada ante el Almería pero su centro del campo poblado de hombres, con Borja, Luismi y Míchel, no funcionó, en buena medida porque sus iguales en el equipo contrario les comieron la tostada con más intensidad y más juntos que los pucelanos.

Ontiveros, muy desdibujado, no consiguió llevar peligro sobre la meta defendida por Juan Carlos y fue sustituido por Hervías en el minuto 62, justo cinco minutos antes de que se disparan los acontecimientos del partido.

Tardo seis minutos Sampedro después de la expulsión de Luis Ruiz en meter más mordiente en ataque y lo hizo con el ya mencionado Toni Martínez y con Chris Ramos, este último sustituyendo a Plano, que estaba siendo uno de los mejores jugadores sobre el campo.

El toque a rebato no fue suficiente y el Pucela llega a las diez últimas jornadas con dos puntos menos de los ansiados 50. El próximo sábado a las 18:00 horas el equipo recibe al Reus en Zorrilla, habrá que ver si se vuelve a apelar a la victoria para hacer bueno el empate fuera de casa. Por lo visto sobre el césped, desde luego que lo fue.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos