El ascenso cambiará la cara al estadio Zorrilla y el Real Valladolid tendrá una calle

Puente interviene en el escenario de la Plaza Zorrilla ante la plantilla pucelana. /Rodrigo Ucero
Puente interviene en el escenario de la Plaza Zorrilla ante la plantilla pucelana. / Rodrigo Ucero

Óscar Puente ha efectuado los dos anuncios en la fiesta del equipo con la afición

J. A. Pardal
J. A. PARDAL

El alcalde de Valladolid había dicho a las claras que en la fiesta de la Plaza Zorrilla con los aficionados haría un par de anuncios importantes. Y cumplió. Justo antes de que fueran presentados una a uno los componentes de la plantilla pucelana.

Primero indicó que la ciudad iba a dedicar una calle al Real Valladolid. Una propuesta que nació en 2009 del empresario Pedro José Rodríguez a través del foro de blanquivioletas, y que Puente recogió en noviembre del pasado año, cuando en la fiesta de la 8Tv después de que se lo recordara el impulsor de la idea y le sugiriera, además, que la hiciera coinciidr con el 90 aniversario del club. Puente señaló ayer en la Plaza Zorrilla que esta semana se firmará el decreto que oficializará la propuesta.

El segundo anuncio del regidor fue el de «un cambio importante y profundo del estadio», si bien no quiso profundizar. Los rumores que siempre se disparan en estos asuntos hablan de limpiar cara a los accesos e, incluso, de la posibilidad de que desaparezca el foso para ganar capacidad de asientos. Lo justificó Puente incidiendo en que el coliseo blanquivioleta cumplía ya 36 años. Y se ganó la respuesta del capitán Borja: «¿Qué problema hay con que el estadio cumpla 36 años? Yo cumplo 37». Carcajada general y vítores para el gallego

La tarde ha sido pródiga en anécdotas. Jaime Mata incapaz de hablar ante la ovación de los aficionados y llorando en el día de su despedida. OI aparente despedida, porque tampoco dijo explícitamente que se fuera a ir. Rotpuller haciendo acto de presencia en el escenario cuando ya había sido presentado sin que se diera por aludido.

Y todo ello ante una Acera de Recoletos prácticamente llena -más de 30.000 almas cifróa la policía- y con el color violeta dominando sobre el verde de los plátanos de sombra y de los árboles del Campo Grande.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos