Bendita afición

Cree el articulista que el hecho de que el equipo no carbure en los deportivo tapa todo lo demás que se intenta hacer

Bendita afición
TONY POLA

Cosas del destino, publico esta columna el mismo día en el que el Real Valladolid presenta ese proyecto que hace semanas ilusionaba y que ahora queda en segundo plano. El XII Pucela que se intuye como una estrategia para volver a ilusionarnos y captar a nuevos pucelanos, queda ensombrecido por lo que resulta casi siempre lo más importante: que la pelotita entre, o al menos que el equipo de una buena imagen ante una afición que año tras año pierde la paciencia.

Hay un tuit que resume muy bien lo que el Real Valladolid de Carlos Suárez es en los últimos años. Viene a decir algo así como que somos un conjunto que cada temporada repite los mismos preocupantes pasos: Comenzamos con nuevos jugadores y un entrenador que ilusiona. Empezamos ofreciendo buen juego. Sufrimos un bache. La mala racha se prolonga y nos alejamos del ascenso. No subimos a Primera y nos repetimos que el año próximo será mucho mejor.

Por Fiestas de Valladolid, cuando el equipo de Sampedro ilusionaba, ya me mostré cauto en este mismo espacio. Advertí que el año pasado también Herrera nos hacía esperar lo mejor en septiembre y luego se diluyó. En aquella columna alababa la verticalidad del equipo y la recuperación para la causa de gente como Salvador, lo que ha dejado paso a ser hoy uno de los equipos más goleados. Lo que resulta más preocupante es que en las derrotas, este Real Valladolid también parecía diferente, pero tras los últimos partidos hemos regresado a las sensaciones vividas ya hace años. Se comienza la Liga haciendo propósito de enmienda; los nuevos fichajes y el míster comienzan a ilusionar, pero acaban concediendo derrotas claras rodeadas de pasotismo en campos en los que el Pucela debería ser superior. La imagen de Zozulya volviendo loca a la defensa vallisoletana, como si fuese Ronaldo, habla de lo que es este Pucela de los últimos encuentros: Entrenador sin reacción, defensa hecha un flan, gente desconectada y otros con calidad parecen perdidos para la causa.

La rueda de prensa de los capitanes y algún intento de disculpa del club en redes sociales, solo han puesto más sal en la herida de esta bendita afición. No sé qué presentarán hoy a nivel de marketing, donde más de una vez ya dije que había bastante que hacer, pero una temporada más lo deportivo, lo supuestamente primordial, parece que no carbura. ¿Otro año más poniendo a prueba los nervios y paciencia del mejor activo del club?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos