Real Valladolid

Borja Herrera, un lateral ofensivo «que en defensa sufre un poquito»

Borja Herrera, en una partido esta temporada con las Palmas. /LaLiga
Borja Herrera, en una partido esta temporada con las Palmas. / LaLiga

Procedente de Las Palmas, es el último fichaje del mercado de invierno

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

«En defensa sufre un poquito. Es un lateral de perfil izquierdo, con vocación ofensiva. En realidad era extremo en las categorías inferiores, reconvertido. Antes volante y, finalmente, lateral izquierdo». Kevin Fontecha, periodista de Canarias 7, definía ayer así a Borja Herrera González (Las Palmas de Gran Canaria, 1983) último fichaje del Real Valladolid en este mercado de invierno, confirmado de forma oficial durante la tarde de ayer.

De forma casi simultánea al anunció del Real Valladolid sobre su incorporación, la página oficial de Las Palmas hacia oficial la salida de este joven jugador, que pasó directamente de Tercera División al primer equipo, que milita en Primera.

Borja Herrera jugó la pasada temporada en el filial, Las Palmas Atlético, que consiguió el ascenso a Segunda B. Tras una gran campaña, el grancanario hizo la pretemporada con el primer equipo y convenció a los responsables del club para hacerse con una ficha y un dorsal en el equipo de Primera División.

Borja Herrera ha disputado en la primera vuelta tres encuentros en Liga y otros tres en Copa. Paco Jémez, sin embargo, no contaba demasiado con él, por lo que el club grancanario ha prescindido de sus servicios para la segunda vuelta.

Según el Real Valladolid, su incorporación se produce, en principio, hasta el fin de la temporada.

La llegada de Borja Herrera supone la tercera incorporación en el mercado invernal después de los fichajes de Chris Ramos y Nouh Al-Mousa, aunque este último aún no se ha incorporado a la disciplina del equipo, en tanto que el gaditano ya ha disputado algunos minutos como delantero en los encuentro ganados ante el Barcelona B y el Sevilla Atlético.

A falta de menos de una semana para que concluya el mercado de invierno, el Real Valladolid logró ayer, con la inminente llegada de Borja Herrera, cubrir una demarcación que se había quedado huérfana tras la salida del madrileño Ángel. El madrileño procedente del Promesas, jugó como lateral izquierdo tras perder Sampedro la confianza en Nacho, que empezó la campaña como titular en aquella demarcación.

Sin aparentes razones deportivas, Nacho dejó de entrar en las convocatorias y Ángel cubrió su puesto hasta la derrota con el Gimnástic. Posteriormente, el entrenador gallego del Real Valladolid volvió a contar esporádicamente con Nacho aunque, finalmente, fue el lateral derecho Moyano quien cubrió el lateral izquierdo, recuperando protagonismo en los últimos partidos con notables intervenciones, a pesar de las limitaciones propias de un diestro.

El nuevo jugador, pendiente ayer del reconocimiento médico, tenía según la prensa especializada poca experiencia para jugar en Primera pero podría cubrir las carencias en esa demarcación del Pucela.

Temas

Fútbol

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos