Real Valladolid

Carlos Suárez anuncia a los empleados la «profesionalización» total del Real Valladolid

Miriam Carreño, directora de Recursos Humanos del Real Valladolid.
Miriam Carreño, directora de Recursos Humanos del Real Valladolid. / Real Valladolid

El presidente presenta a Miriam Carreño como nueva directora de Recursos Humanos en una reunión en la Residencia de Jugadores

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

Los empleados del Real Valladolid (incluidos los miembros de la dirección deportiva) fueron convocados ayer para una reunión en la Residencia de Jóvenes Jugadores a las 13:00 horas. La cita creó algún desasosiego porque el carácter multitudinario de la convocatoria daba pie a pensar en el anuncio de una gran noticia. El presidente Carlos Suárez tomó la palabra para explicar que el Real Valladolid se ha quedado «obsoleto» en su estructura, anclado «en el siglo pasado» y abogó por emprender una «profesionalización» total de la estructura empresarial del club para lograr el éxito deportivo de la entidad. A continuación introdujo al último ‘fichaje’ para los despachos: Miriam Carreño Vallejo (Palencia, 1979) ocupa ya el nuevo cargo de directora de Recursos Humanos en las oficinas del estadio José Zorrilla.

Después de algunos problemas técnicos con el ordenador preparado para la proyección –que retrasó el inicio diez minutos–, Carreño explicó con imágenes las ideas que quiere implantar en el Real Valladolid. En su alocución, la nueva directora de Recursos Humanos explicó que llega para «intentar ayudar» y que irá conociendo a los empleados «uno a uno». Así constatará las necesidades de cada departamento. También incidió en la necesidad de trabajar coordinada y armónicamente.

Miriam Carreño, Grado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos por la Universidad de Valladolid, procede de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas, donde realizaba labores de coordinación y gestión del departamento de Recursos Humanos, administración de personal, formación selección y desarrollo, según divulgó el club. Anteriormente, trabajó en el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el grupo FEMXA, Foremecyl, Metalcar e IMDSoluciones.

Con un tono afable, Carreño explicó que también fue jugadora profesional de voleibol y ya que estaba cansada de trabajar en empresas de Madrid por lo que ha aceptado el ofrecimiento de aterrizar en Zorrilla.

Carlos Suárez expuso que «todo pasará por ella» y añadió:«También va a ser mi jefa». Miriam Carreño respondió:«Sí, sí, pero tú eres el presidente».

En el turno de preguntas, intervinieron el doctor Alberto López, que le dio la bienvenida, y el coordinador de categorías inferiores, Alberto Marcos, que albergaba algunas dudas sobre a quién tendría que reportar su trabajo («tu jefe sigue siendo Miguel Ángel Gómez», fue la respuesta). Carlos Suárez agradeció especialmente al preparador físico Fran Albert su compromiso al continuar en la disciplina blanquivioleta y no acompañar a Paco Herrera como integrante del cuerpo técnico del Sporting. El presidente también dio las gracias a Miguel Ángel Gómez por haber aceptado el ofrecimiento como director deportivo de la entidad. El Real Valladolid se ha ido reforzando en los últimos meses en diferentes estamentos. Un ‘greenkeeper’ externo se encarga ahora del cuidado del césped y al departamento de comunicación se ha incorporado una nueva empleada, con la idea de potenciar las redes sociales, que ya ha acompañado al jefe de prensa y al director de comunicación en los dos últimos desplazamientos ligueros a Sevilla y León. Con la llegada de Miriam Carreño, el presidente Suárez trata de dar un nuevo brío organizativo a la estructura del Real Valladolid.

Fotos

Vídeos