A por nuestra 'Champions'

Los jugadores aplauden a la afición pucelana desplazada a La Romareda. /Ramón Gómez
Los jugadores aplauden a la afición pucelana desplazada a La Romareda. / Ramón Gómez
TONY POLA

Hubo un tiempo, no hace mucho, en el que el Real Valladolid perdía y no daba la cara. El 'play-off' era una quimera y los aficionados dábamos por cerrada la temporada. La situación era tan mala que hasta Toni Villa o Míchel parecían perdidos, infrautilizados por un entrenador de cuyo nombre no logro acordarme. Cuando todo parecía acabado, llegó Sergio y dio otro aire al equipo (algunos opinan que debería seguir, pase lo que pase).

Pese a lo que algunos han definido como robo en Zaragoza (para los amantes de las conspiraciones, añado que el presidente de la Liga es de Aragón…), muchos hubiésemos firmado llegar al final de la Liga dependiendo de nosotros mismos. La empresa no será fácil, pero es de esas que vuelven a conectarte con el fútbol, después de un año muy malo.

Entre bostezos e indiferencia, el sábado algunos mirábamos a la pantalla mientras un equipo millonario de Madrid conseguía un trofeo. El domingo, otros veíamos la televisión para vibrar y sufrir con el equipo de nuestra ciudad. Lo confieso, soy reincidente. Maldigo, me desengancho y vuelvo a caer en esta droga llamada Real Valladolid. En una semana en la que los 'yonkis del dinero' como Zaplana nos han provocado a muchos vergüenza ajena, once tíos en pantalón corto han sido una distracción para muchos; aquellos que sudamos tinta para ganar un sueldo y para los que seguir a nuestra ciudad desde la distancia es un chute, tan legal como necesario.

Cómo me gustaría estar este sábado en Valladolid. Queridos jugadores: os perdonamos todos los errores cometidos este año. Luchad, corred y venced por los fieles, por los que vivimos lejos y por aquellos que, siendo de Pucela, veneran a cualquier santo, cristiano o argentino.

La vida, a veces, nos pone a prueba, pero la grandeza del deporte consiste en levantarse y construir, como dice nuestro himno, una historia a base de grandes triunfos y gestas. Vamos, Pucela, que esta afición quiere que seas el campeón. Por si la cosa se tuerce (qué sabrán otros de sufrir), ya hemos renovado a muchos chavales de cara al próximo año. Esa debe ser la apuesta en tiempos de crisis: gente joven, mezclada con veteranos comprometidos. El sábado, todos a una, respetando a un aguerrido rival, pero construyendo, esperemos, el primer paso hacia la gloria. ¡Estamos contigo, Real Valladolid! Para muchos, con tus tonterías, solo tú eres de 'Champions'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos