Real Valladolid

Halcones para evitar la suciedad en las gradas del estadio Zorrilla

Estado en el que estaban algunos asientos el pasado sábado/Imagen de José Antonio Herrero en Twitter
Estado en el que estaban algunos asientos el pasado sábado / Imagen de José Antonio Herrero en Twitter

El Real Valladolid trabaja con la Sociedad Ornitológica Vallisoletana para buscar soluciones al problema de las torcaces

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

El estadio José Zorrilla ofreció una lamentable imagen de suciedad en el estreno liguero ante el Barça B, especialmente en muchos asientos del recinto, llenos de excrementos de palomas a la hora del partido. El Real Valladolid entona el ‘mea culpa’ y considera que «debe hacer más». «Vi cómo las máquinas de presión limpiaban los días previos, pero también vi que las butacas no estaban como deberían. Tenemos un problema con la palomas dentro del estadio que tenemos que solucionar desde el club», expone Jorge Santiago, director general blanquivioleta.

Para ello, el Real Valladolid está hablando con el Ayuntamiento y con la Sociedad Ornitológica Vallisoletana. «Valoramos cuál es la mejor forma de que aniden halcones en el estadio, al igual que sucede en el edificio Duque de Lerma. La paloma torcaz no solo nos come la semilla del césped, sino que además nos deja los excrementos. El abonado tiene que encontrarse su asiento en las mejores condiciones posibles. Lo del otro día no es de recibo. Trabajamos en dos vías:que se ensucie menos y que se limpie más», dice Jorge Santiago.

Los retretes también presentan deficiencias, aunque, según el Real Valladolid, se limpian antes de los partidos. Sin embargo, sufren continuos actos vandálicos:«Pasa en casi todos los baños: arrancamiento de cisternas, de grifos, de tapas de inodoro. Lo hace una minoría y lo sufre el resto. Hace dos años instalamos papeleras en los baños de mujeres para depositar compresas y en el primer partido ya estaban reventadas. Debemos tener todo en condiciones y luego detectar y sancionar a los vándalos», subraya Jorge Santiago.

Una pequeña partida de carnés falló el día del choque ante el Barcelona B. «Sucede todos los años en el primer partido en casa: hay problemas por una mala impresión en los códigos de barras. Fallaron unos treinta y tantos, la mayoría en Grada Sur. Los retiramos en el momento y emitimos abonos nuevos en la oficina de la Plaza Mayor, aunque siempre hay alguno que no quiere entregarlo, no sé por qué, ya que agiliza luego el proceso. También hay una minoría de personas que intenta entrar con el carné que han recibido, pero que no han activado», explica el director general del Real Valladolid.

El club también quiere unificar totalmente el color corporativo de la publicidad. «Ahora se ven dos tonos diferentes de morado y si lo hemos encargado a una empresa es para que solo haya uno. Tienen que cambiarlo».

Fotos

Vídeos