La confianza condena al juvenil de División de Honor ante el líder

El lateral palentino dele División de Honor pucelano Apa, en un partido anterio.r/EL NORTE
El lateral palentino dele División de Honor pucelano Apa, en un partido anterio.r / EL NORTE

Un enredo en la defensa acabó convirtiéndose en el primer gol, tras un rebote a pase del portero, frente a un Atlético de Madrid al que tuteó durante todo el encuentro

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

El sábado le tocó al promesas sumar su primera victoria por un error defensivo del Cerceda: una cesión fatal que dejo los tres puntos en los Anexos. Este domingo fue el juvenil de División de Honor el que jugó con la confianza de haber tuteado al líder de la categoría, el Atlético de Madrid, durante 75 minutos. Y cometió el error de insistir en incluir a Javi, el portero, en las jugadas de salida. Tanto fue el cántaro a la fuente, tanto pasaron a Javi la pelota para que iniciar las jugadas desde la misma portería que, al final, un pase suyo cortado puso el pilar de la victoria madrileña. En el minuto 77, Giovanni, llevó el balón al fondo de la portería bien defendida hasta entonces por Javi.

0 Real Valladolid

Javi, Apa, Óscar, Tena, Nieto, Orea, Dalisson (Víctor), Arnaiz (Campos), Adrian, Pablito (Raúl) y Rafa

2 Atlético de Madrid

Álex, JC, Aitor, Montero, Igor, Mikel, Andy, Ferreras, Giovanni, Óscar, Agüero. También jugaron Chumilla, Edu y Salido

Goles
0-1, (m. 77) Giovanni, tras interceptar un pase del portero Javi; 0-2, m.89, Salido
árbitro
Gaspar Barajas, Jorge, castellanoleonés. Amonestó a Andy y Óscar

Los Anexos fueron escenario esta mañana de un gran partido de fútbol. La visita del líder de la División de Honor juvenil, el Atlético de Madrid, se dejaba notar ya desde la congestión en el aparcamiento. Y el fútbol no defraudó. Los de Víctor Fernández hicieron aún más espectacular el choque porque hicieron frente a los de la capital, anularon durante los primeros tres cuartos del encuentro a la delantera más productiva de la categoría y pusieron en apuros a una defensa que apenas ha encajado seis goles en ocho partidos.

Y es que los Nieto, Apa, Óscar, Dalisson, Adrián, Pablo o Rafa tutearon a los líderes y, por momentos, corrían más, eran más habilidosos, más codiciosos con el balón, demostraban más ambición, leían mejor el partido y eran más imaginativos que el equipo del Atlético de Madrid.

Hasta tal punto, que se confiaron y creyeron que podrían seguir de tú a tú con los líderes poniendo en cuestión algunos principios del fútbol. Como el de hacer rondos con el portero, o casi. Porque, durante algunos minutos, el cancerbero pucelano se convirtió en un defensa más y, tanto fue el cántaro al fuente, que en uno de sus pases en corto un tal Giovanni tuvo la habilitad de cortar la acción y enviar el balón al fondo de la red.

Los de Víctor Fernández se dieron cuenta de que aunque habían demostrado cierta superioridad ante todo un líder sería difícil compensar el error. El entrenador introdujo cambios ofensivos y los jugadores siguieron actuando despreciando el cansancio, pero el error fue fatal. El paradón de Javi en el minuto 87 a tiro de Salido demostraba, además que el Atlético de Madrid no se conformaba y fue el propio Salido, a punto de cumplirse el minuto 90, cuando tras una gran jugada marco ell segundo.

¡Jota, tírate al suelo!

Fue algo más que una anécdota, porque demostraba que el Atlético no las tenía todas consigo y, además, denotaba cierto desprecio por la grada. El entrenador de porteros del Juvenil del Atlético , Madrid, Juan Carlos Arévalo tomaba nota y daba instrucciones desde la grana, junto al al excentral colombiano del primer equipo, Perea. A punto de concluir el encuentro, cuando su equipo solo ganaba por 0-1, su vozarrón se dejó sentir en todo el campo: «¡Jota, tírate al suelo!». Y el '2' del Atlético, tras pensárselo dos segundos se dejó caer agarrándose el gemelo. El juego ya estaba detenido, porque otro jugador del Atlético yacía, también, en el suelo. Pero la orden fue grosera y provocó cierto jaleo en la grada. Hubo, excusas a modo de disculpa, alegandocierta normativa para justificar la orden. Y comentarios como «está bien la ética pero ¿quién la 'cumple'? Para más 'inri', el Atlético marcó el segundo.

Fotos

Vídeos