Ctlr-Alt-Supr

Reflexiona el autor sobre cómo la ilusión del inicio de temporada puede verse laminada por la salida de Jose

CARLOS PÉREZ

Igual que si alguien hubiese pulsado Ctrl-Alt-Supr el pasado sábado iniciabamos una nueva temporada. Reseteamos y ya no queda nada en la memoria de la temporada pasada. Comienza la cuarta consecutiva en segunda después de haber vivido en las tres anteriores sensaciones de euforia y esperanza, pánico y rabia respectivamente. Los poco más de siete mil fieles que fuimos el sábado a Zorrilla entrábamos convencidos de que este año iba a ser distinto y al final muchos salían pensando que otra vez más de lo mismo. Que si no quieres caldo, toma dos tazas.

No sé si es por mi desmedido optimismo, pero yo no vi una primera parte tan desastrosa como la gente dice. Aunque es evidente que la primera parte y la segunda se parecen lo que un huevo a una castaña, creo que el resultado del marcador en el primer periodo es el causante de la mala imagen que tenemos de los primeros cuarenta y cinco minutos. Haced un examen de conciencia y decidme que pensabais en el minuto veintisiete y con cero a cero en el marcador.

Y como a perro flaco todo son pulgas, nos encontramos a una semana escasa de cerrar el mercado de fichajes sin saber si hay que fichar a uno o a tres. El sueño húmedo de Miguel Ángel Gómez y de una mayoría de la afición es Raul de Tomás. El mío, como dije en estas líneas la semana pasada es que se quede José Arnaiz. Él debe ser nuestro jugador franquicia, el arco ojival que sustente este proyecto, pero cuando escribo estas letras ya hay rumores para ponerse en lo peor y creo que ya no cuento con él.

Dura poco la alegría en casa del pobre. Ya no recuerdo cuando hemos tenido un jugador franquicia que nos dure más de una temporada. De hecho hay que estar contento porque Jose nos haya durado una temporada, porque otros con el ruido de la primera vuelta ya se ha puesto en el mercado y en la segunda vuelta ha jugado con las manos en los bolsos, como si jugasen con pantalón de tenista. Se va a ir José y para mí el equipo más compacto de los últimos años se va a quedar cojo. Igual me equivoco y le doy más importancia a un jugador que al equipo, pero a mí me parece un jugador distinto, un crack y a esos siempre se le echa en falta, sobre todo cuando tienes pocos.

Así que otra vez Ctrl-Alt-Supr en una semana. Otra vez a resetear y ya sabéis lo que pasa cuando se reinicia un ordenador, que tarda un montón en arrancar.

Fotos

Vídeos