Real Valladolid

Cultural y Valladolid firman un derbi extraordinario

Salvador supera en velocidad a un jugador culturalista.
Salvador supera en velocidad a un jugador culturalista. / G. Villamil

La pegada del Valladolid remontó por dos veces el resultado, pero el empuje local acabó llevando el encuentro a un final emocionante

Eloy de la Pisa
ELOY DE LA PISAValladolid

¡Qué bonitos son los derbis! En especial cuando hay goles, intensidad, juego preciosista, riqueza táctica y ganas de jugar al fútbol. A ello se dedicaron durante 90 minutos dos de los equipos más en forma de la Liga, llamados a dar muchas sorpresas y estar en la zona alta si mantienen la progresión. Cultural y Valladolid expusieron sobre el cuidado césped del Reino de León un abanico de fórmulas que dio como resultado un espectáculo grandioso.

4 Cultural Leonesa

Palatsí, Zuiverloon, Yeray, Mario, Iza (Víctor, min. 60), Señé, Yasser, Iván González (Julen, min. 70), Buendía, Rodri, Guarrotxena (Ariday, min 78)

4 Real Valladolid

Masip, Antoñito, Deivid, Guitián, Nacho, Luismi, Borja, Hervías (Toni, min. 75), Míchel, (Plano, min. 56) Salvador (Anuar, min. 82)y Mata.

Goles
1-0, min. 11: Guitián desvía un disparo de Señé. 1-1, min. 37: Mata, de penalti. 2-1. min. 50: Yeray de fuerte disparo. 2-2, min. 60: Guitián, de cabeza. 2-3, min. 66: Hervías, de penalti. 2-4: Min 69: Mata regatea a Palatsi en un contrataque. 3-4, min. 77: Rodri Ríos. 4-4, min. 83: Señé, de fuerte disparo
Árbitro
Figueroa Vázquez. Amonestó a Yasser (min. 23), Guarrotxena (min. 58), Iván (min. 63). Mata (min. 94)
Incidencias
Estadio Reino de León. Lleno.

Empezó muy mal el Valladolid el partido. O, por mejor decir, empezó muy bien la Cultural. Presionando arriba, ocupando con rapidez los espacios, anticipándose en todas las jugadas y tapando perfectamente con ayudas las bandas vallsioletanas. El equipo de Luis César se cortocircuitó de manera absoluta en los primeros 20 minutos. Estuvo tan perdido que de la falta de contundencia y colocación nació tanto el gol -Antoñito no despejó y dejó franco el remate a Señé-, como el penalti que no debió ser. Antoñito, de nuevo Antoñito, fue superado en velocidad por Señé y el lateral hizo falta al centrocampista fuera del área. El árbitro la puso dentro, pero la extraordinaria parada de Masip cambió el partido.

Fue errar Rodri Ríos el partido y descolocarse la Cultural y empezar a mandar el Pucela. Borja se multiplicaba, Luismi abría el juego y Míchel, ahora sí, lo distribuía. Y lo hacía casi siempre hacia Hervías, conocedor el equipo que Yasser, el qatarí, era el punto más débil de la línea de cuatro de la Cultural. Si no recibía ayudas, el asiático no podía con la calidad del riojano. A partir de tener de nuevo balón y bandas el Valladolid creción, aunque el gol fue, como en Sevilla, producto de la misma jugada: balón largo de Borja sobre el desmarque de Mata, el madrileño tira la diagonal, entra en el área, le pisan y penalti. Lo tiró mal Mata, flojo, pero tan ajustado que Palatsí no pudo llegar. A partir de ese momento el que se diluyó fue el equipo leonés, y el Pucela el que tuvo las ocasiones, pero la cerrada defensa leonesa supo estar en su sitio.

Más información

La segunda parte fue para contar aparte. Una locura de encuentro que se desbocó por los errores de los defensas. Primero el Pucela, que dio a Yeray la oportunidad de fusilar a Masip. Y luego de la desmedida ambición leonesa, que con ventaja en el marcador se lanzó a un ataque descontrolado que abrió huecos y más huecos al veloz Mata. Aprovechó los dos primeros que tuvo. En uno forzó una falta que el árbitro convirtió en penalti y en otra cuerpeó como él sabe hacerlo para quedarse solo ante Palatsí. Antes, en una de esas cosas del fútbol, la estrategia le funcionó al Valladolid. Poco habitual, desde luego. Un saque de esquina extraño entre Nacho y Hervías acabó en un centro del priemro y un remate de Guitián a placer. Ni que saltar tuvo dentro del área chica el central cántabro del Valladolid. En 10 minutos de locura, el Pucela hizo tres goles y del 2-1 se pasó al 2-4

Parecía todo hecho, pero esta Cultural tiene casta y trapío de toro bravo y los de Rubén de la Barrera se encomendaron a sus dos talentos: Buendía y Señé. Y aprovechando la confusión con la lesión de Hervías -el gran problema que sufrió el Valladolid y que tardó demasiado en resolverse desde el banquillo-, la Cultu rugió dos veces e igualó el encuentro.

A partir de entonces se sucedieron las ocasiones. Masip voló para sacar un balón de la escuadra, y Paltsí le sacó con una parada de balonmano un balón a Mata. El intercambio de golpes continuos que fue la segunda mitad tenía a ambos contendientes tan agotados que, visto lo visto, decidieron dejar de atosigarse y conformarse en los minutos finales. El punto, visto el partido, era bueno para ambos

Fotos

Vídeos