Real Valladolid

Demasiados errores del Juvenil en Majadahonda

Imagen de un partido anterior /
Imagen de un partido anterior
División de Honor

Un encuentro muy igualado se saldó con la derrota en el descuento de los blanquivioletas por un mal despeje

CRIS S. LILLO. OPTAMajadahonda

El Real Valladolid sigue sufriendo fuera de casa, y aunque esta vez parecía que rompería su mala relación como visitante, pasado el tiempo reglamentario, y tras un error al despejar un balón, volverían a ver cómo se les escapaba al menos un punto. En un encuentro tan disputado como igualado, donde los porteros y los delanteros fueron muy protagonistas. El duelo entre quinto y sexto se saldó con un cambio de posiciones en la tabla. Las anécdotas del encuentro las puso el señor colegiado, quien decidió parar en dos ocasiones el encuentro, la primera porque al guardameta vallisoletano se le veían los pantalones acolchados negros, cuando su equipación era naranja. Teniendo éste que cambiarse en el área. Y en la segunda mitad sería un jugador del Majadahonda el que sufriría la misma circunstancia, situación del todo incomprensible, pues se supone que su asistente debería haber revisado a ambos antes de saltar al terreno de juego.

3 Rayo Majadahonda

Lombo, Álvaro, Marcos, Luque, Mayorga, Moreno, Roberto, Llamas, Ryan, Jiménez (Rico 73'), Cristian (Alan 61').

2 Real Valladolid

David, Gomez, Nieto, Arnáiz, Cebri, Orea, Víctor, David Sanz (Raúl 75'), Adríán, Dalisson, Rafa (Álvarez 70').

Goles
1-0, m.18: Jiménez. 1-1, m.34: Dalisson. 2-1, m.78: Ryan. 2-2, m.82: Álvarez. 3-2, m.90: Mayorga.
Árbitro
Bueno Prieto, del Colegio madrileño. Amonestó a los locales Moreno y Llamas y al visitante Orea.

Se sabía de antemano que el partido en Majadahonda sería un buen encuentro, no en vano, ambos contendientes se veían con opciones de lucha por la parte alta de la tabla. Y no defraudó. Un partido con muchos goles, mucho juego y sobre todo muchas ganas.

Comenzaron ambas escuadras tanteándose, pero sin miedo, valientes. Probando las distintas formas de llegar al área contraria. Y fueron los de Víctor Fernández los que empezarían acechando a través de acciones a balón parado la meta de Lombo. El Majadahonda, lejos de amedrentarse, sacó una garra que hacía varias temporadas que no tenían, y les plantó cara a los vallisoletanos, hasta el punto que con una jugada ensayada, un saque de córner, raso, al primer palo; y un pase de la muerte al punto de penalti, terminarían en el primer gol del conjunto majariego.

Los visitantes, siguieron creyendo en sus opciones, y sobre todo con un excelso David, que estuvo muy ágil defendiendo su arco. Pese a que el resultado denote la derrota de su equipo. Se pudieron ver muchos más goles de no ser por su brillante actuación en la tarde de hoy. Como por ejemplo en la valiente salida que tuvo ante Moreno, y poco después a este mismo jugador le sacaría un balón en el mano a mano con el pie.

Tras verse encima a los jugadores majariegos, los pucelanos reaccionaron buscando la espalda de su defensa mediante balones largos. Aunque los madrileños estuvieron muy ordenados y no pusieron las cosas fáciles. La ocasión más clara para el Real Valladolid llegaría en las botas de Nieto, que sacó el uy de la grada con un potente chut que obligó a emplearse a fondo al cancerbero local, y por poco no entró lamiendo la cepa del poste.

Fueron varias ocasiones infructuosas las que gozaron los blanquivioletas (aunque hoy vestidos con su segunda equipación) hasta que Dali por fin logró poner las tablas en el electrónico. El brasileño se aprovecharía de uno de los pocos errores defensivos concedidos para batir a Lombo.

Con el tanto en el marcador, los de Víctor Fernández recuperarían el aliento, y se volcaron a la ofensiva en busca de dar la vuelta al marcador. Sin embargo, se llegaría al descanso con empate a 1 en el marcador.

La reanudación seguiría por los mismos derroteros, con dos equipos sobre el verde que pusieron toda la carne en el asador. Y fruto de ello llegaron más ocasiones que bien pudieron haber abultado más el resultado, de no ser por el buen hacer de los arqueros. El Valladolid fue subiendo la presión sobre el Rayo Majadahonda, que no quiso ceder espacios. Y con una bonita chilena de Ryan pudo ponerse por delante.

Sin embargo, quiso la fatalidad, que cuando parecía que podría llegar el gol de los visitantes, sería Ryan quien se aprovecharía de un fallo en la salida y adelantaría nuevamente a los suyos.

La emoción estaba servida, pues apenas seis minutos después sería Álvarez quien cabecearía un centro lateral directo al fondo de la red. Cuando parecía que el partido se saldaría con un justo reparto de puntos para ambos conjuntos, Ryan cogería un lanzamiento de falta de Rico para dar los tres puntos al Rayo Majadahonda en el tiempo añadido.Una dura victoria, pues el resultado más apropiado para los méritos vistos sobre el verde hubiera sido un empate. Pero el fútbol no siempre es justo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos