Desastre defensivo del Real Valladolid en Vallecas

Ramón Gómez

El equipo de Luis César, débil y sin ideas, acaba goleado ante el Rayo

Arturo Posada
ARTURO POSADA

El Real Valladolid exhibió su peor versión de la temporada en Vallecas, con una tremenda debilidad defensiva que le hizo caer goleado ante el Rayo por 4-1. No mostró intensidad el equipo blanquivioleta, siempre desteñido, sin ideas en ataque y a merced del rival. En los primeros tres minutos, el cuadro madrileño ensayó con dos remates sobre la portería de Masip su condición de dominador. El 1-0 no tardó en llegar: Borja, que ya había cometido un fallo grave, volvió a equivocarse de manera clara y se dejó robar el balón ante Trejo, un pecado mortal cuando el equipo mira hacia arriba. La rápida contra rayista la culminó Embarba a placer ante Masip.

4 Rayo Vallecano

Alberto García; Baiano, Velázquez, Dorado, Álex Moreno; Embarba, Fran Beltrán, Comeseña (Cerro, m.85), Unai López; Trejo (Aguirre, m.83) y Raúl de Tomás (Ba, m.67).

1 Real Valladolid

Masip; Antoñito, Kiko Olivas, Deivid, Ángel (Hervías, m.75); Borja, Luismi (Míchel Herrero, m.45); Toni, Iban Salvador (Villalibre, m.45), Óscar Plano; y Mata.

goles
1-0 (m.7), Embarba. 2-0 (m.15), Trejo. 3-0 (m.40), Raúl de Tomás, de penalti. 3-1 (m.51), Óscar Plano. 4-1 (m.84), Embarba.
árbitro
Milla Alvendiz (comité andaluz). Amonestó a Óscar Plano, Trejo, Iban Salvador, Villalibre, Ángel, Míchel Herrero. Expulsó a Luismi, en el banquillo, con roja directa.
otros datos
Estadio de Vallecas.

En desventaja, el Real Valladolid quiso reaccionar, pero solo lo logró de manera aparente y durante muy pocos minutos. Mata e Iban Salvador crearon cierta inquietud a Alberto, pero el portero local respondió bien a último lanzamiento de Salvador. El Rayo siguió a lo suyo, presión alta, robos constantes y contragolpes fulminantes. El Real Valladolid, deshilachado, no encontró la manera de atacar con comodidad y cada jugada ofensiva corría el riesgo de convertirse en una contra local. De Tomás comandó uno de estos ataques que finalizó con un remate desviado de Embarba.

A los 15 minutos llegó el 2-0. Esta vez la pifió Antoñito, que tuvo una tarde aciaga, tras romper el fuera de juego de Trejo. El delantero del Rayo se plantó solo ante Masip, que logró despejar, pero su rebote fue de nuevo a parar a Trejo, que se zafó de un sesteante Antoñito para ampliar la ventaja.

El Real Valladolid solo llegó esporádicamente a la portería de Alberto. Mata fue objeto de una falta peligrosa, pero Óscar Plano desperdició la ocasión. En el área contraria, Raúl de Tomás perdonó un nuevo gol al enredarse demasiado tras una nueva contra. Sin bandas, el Pucela se encasquilló en ataque. Toni, debutante en la titularidad, estuvo oscurecido durante la primera mitad y solo apareció en la segunda, con destellos de calidad.

Iban Salvador acabó por cortocircuitar al equipo. El mediapunta vio una amarilla que le impedirá jugar ante el Alcorcón y, a los pocos minutos, cometió un penalti sobre Unai López que convirtió Raúl de Tomás antes del descanso. Con el 3-0, el partido ya estaba sentenciado, pero Luis César acometió dos cambios antes de empezar la segunda mitad: retiró a Iban Salvador y a Luismi, y dio entrada a Villalibre y Míchel Herrero.

El Real Valladolid pareció reaccionar, animado también por el retroceso posicional del Rayo. Toni, activado, puso en dificultades a Alberto con un remate y, en poco más de un minuto, mostró su talento al irrumpir por la línea de fondo para servir a Óscar Plano el pase del 3-1.

El cuadro blanquivioleta vivió sus mejores minutos, pero tampoco generó excesivas ocasiones claras. El Real Valladolid comenzó a cargarse de amarillas para frenar las contras del Rayo y Luismi fue expulsado por roja directa cuando estaba en el banquillo. Al igual que Iban Salvador, Luismi no podrá jugar el jueves ante el Alcorcón por sanción.

La posesión fue totalmente blanquivioleta en el tramo final, pero de manera estéril. Un centro de Ángel que buscó Mata pudo acabar en gol tras un mal despeje de la zaga local y Villalibre no llegó a un centro de Hervías, que entró en la segunda parte, tras irrumpir por la banda izquierda.

Otro gran error defensivo cerró la goleada del Rayo. De nuevo falló Antoñito, que rompió el fuera de juego de Embarba. Al cuadro vallecano le bastó un saque de puerta largo y la prolongación de cabeza de Aguirre para que Embarba anotase su segundo gol de la tarde y el cuarto del Rayo. El castigo visitante fue total y merecido.

El Real Valladolid de Luis César ofreció su peor versión en Vallecas y suma su segunda derrota consecutiva a domicilio. Sin embargo, y a diferencia de lo acontecido hace dos jornadas en Huesca, este Pucela dio una sensación constante de debilidad. Al técnico le toca ahora detener la hemorragia de los goles en contra y lograr que el equipo recupere el paso en Zorrilla frente al Alcorcón. En casa responde bien, pero lejos de su estadio el Real Valladolid empieza a mostrar demasiadas costuras.

Fotos

Vídeos