Real Valladolid

Desenlace fatal en Tarragona

Mata supera a la defensa del Nástic. /LOF
Mata supera a la defensa del Nástic. / LOF

El Real Valladolid pierde a falta de dos minutos para el final por un despiste en defensa cuando mejor estaba su ataque

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

Estaba solo, en la parte derecha del área. Los defensas pucelanos observaban cómo Álvaro recibía una asistencia a pocos metros de Masip. Álvaro cruzó el balón lejos del portero pucelano y marcó. Fue el fatal desenlace de un encuentro que el Real Valladolid estaba 'obligado' a ganar para mantener la esperanza de la lucha por el ascenso a Primera. Y se truncó la esperanza porque, en vez de 'meter la cabeza' en el 'play-off' se queda con el pelotón de los desilusionados, a falta de ocho jornadas.

1 Nástic

Dimitriewski, Kakabadze, Javi Jiménez, Xabi Molina, Fali, Juan Muñiz (Omar, m. 81), Assoubre, Maikel Mesa (Barreiro, m. 65), Álvaro (Gaztañaga, m. 90), Tejera, Arzo

0 Real Valladolid

Masip, Antoñito, Moyano, Calero, Nacho, Borja (Anuar, n. 79), Luismi (Toni Martínez, m.88), Ontiveros (Gianniotas, m. 64), Míchel, Óscar Plano y Mata

Gol
1-0, Alvaro, m. 88.
árbitro
Arcediano Monescillo, castellano-manchego. Amonestó a Luismi, Antoñito, Fali, Ontiveros, Xavi Molina, Gianniotas, Tejera y Moyano

El Real Valladolid había aguantado los primeros arreones de uno de los peores equipo en casa durante los primeros minutos. Aunque sabía que la pasada jornada había ganado por tres goles al Lugo, algo que nadie había conseguido esta temporada. Después, un Pucela que en las jugadas defensivas tenía a Moyano como central y cuando atacaba lo sustituía en ocasiones por Luismi, que también rondó por delante de Mata en algunos momentos. Alternaron ambos equipos en el dominio del balón aunque no provocaron grandes ocasiones.

Contenidos relacionados

Mata, que se estrello al final con Dimitriewski en la mejor ocasión del Real Valladolid, fue el que mantuvo a cero la portería, cortando en defensa una jugada de peligro local. El pichichi trabajó como nadie durante todo el partido, tanto en ataque, cuando era el único que pinchaba frente a la portería local, como en defensa, donde ayudó en todo momento. A la media hora, tuvo la primera oportunidad de agrandar su condición de pichichi, pero su disparo, mordido, lo atajó Dimitriewski. En los últimos minutos de la primera parte, el Real Valladolid se rehizo y parecía que podía llegar al descanso en ventaja, cuando Antoñito, Míchel, Plano, Luismi y Ontiveros decidieron, por fin apoyar al solitario Mata.

Gianniotas, el desatascador

No fue apabullante el dominio pucelano en la segunda parte, en la que el Nástic también empezó con ganas, pero fue más ambicioso. Como al final de la primera, el Real Valladolid decidió que tenía que sumar tres puntos y se mostró más ambicioso. Plano tuvo una gran ocasión con un disparo que salió fuera en el minuto 60, aunque lo que desencadenó una catarata de ocasiones fue el primer cambio que introdujo Sampedro. Gianniotas salto al campo en sustitución de Ontiveros en el minuto 64. Y no había transcurrido uno cuando empalmó una volea, servida por Plano, que a punto estuvo de abrir el marcador. Pero el disparo del griego salió alto por poco. El Pucela siguió generando ocasiones. Anuar sustituyó al lesionado Borja y Toni Martínez a Luismi. Fue entonces cuando se produjo la mejor ocasión del Real Valladolid. Mata arrancó desde el centro para hacerse con un balón y dirigió hasta el mismo área de Dimitriewski y, solo ante el cancerbero del Nástic, estrelló el balón raso contras sus piernas. Era el último minuto, en el que uno de los mejores del partido y mayor goleador de la categoría, se dejaba el empate en una decisión errónea o, acaso, en una buena intervención de Dimitriewski.

El Pucela perdió una ocasión de oro de meterse en el 'play-off'. Quedan otras ocho, si los rivales lo permiten.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos