Real Valladolid

Duelo de cuatrocentistas en El Molinón

Herrera y Luis César se saludan en el partido que el año pasado les enfrentó en Zorrilla/
Herrera y Luis César se saludan en el partido que el año pasado les enfrentó en Zorrilla

Paco Herrera y Luis César son los dos entrenadores en activo con más partidos en la historia de Segunda y se miden por duodécima ocasión

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

Paco Herrera, actual técnico del Sporting, ha dirigido 440 partidos en Segunda. Luis César Sampedro, entrenador del Real Valladolid, alcanzó el pasado fin de semana los 400 en la categoría de plata. Actualmente, nadie tiene más experiencia que ellos en el segundo peldaño del fútbol profesional español. Los dos se conocen bien y han coincidido en 11 partidos como técnicos rivales en las dos últimas décadas, el primero el 22 de diciembre de 2001. Aquel día el Albacete de Paco Herrera (con Álvaro Rubio en la plantilla) ganó por 2-1 al Racing de Ferrol de Luis César (en el que jugaba Unai Emery). Históricamente, Herrera le va ganando la partida a Luis César, con cinco victorias en sus duelos particulares. Luis César solo le ha vencido en tres y siempre como local (la última en el Lugo, 1 - Real Valladolid, 0 de la pasada campaña). Mañana en El Molinón los dos experimentados técnicos volverán a medir sus pizarras. Ambos hablaron ayer en sendas ruedas de prensa.

Luis César anuncia cambios en el Real Valladolid después de cuatro partidos sin ganar y el doloroso 0-3 en Zorrilla ante el Nàstic. El técnico blanquivioleta pide «estabilidad emocional» para contextualizar la situación actual.

Más información

«En la jornada 13 del año pasado, yo estaba en puestos de ‘play-off’ con el Lugo, el Tenerife era 17º y el Getafe, décimo. Esto cambia mucho. Todos los equipos pasan por crisis. Crisis es no ganar y queremos ganar lo antes posible. Este domingo jugamos ante un buen equipo que quiere estar arriba, pero nosotros también somos un buen equipo que quiere estar arriba. Debemos tener estabilidad emocional, saber que somos un buen equipo y pulir los detalles que hacen que a la mínima nos marquen gol. Y también encontrar la frescura y la puntería que teníamos hace unas jornadas y que ha desaparecido», dice Luis César.

En Gijón, Paco Herrera aún tiene muy reciente su pasado como técnico blanquivioleta la pasada campaña. «Este es un partido distinto. Estuve en una ciudad maravillosa y tuvimos que hacer un gran esfuerzo para construir el equipo. Empezamos con tres jugadores, tuvimos que fichar a los mejores y luego decidir cómo íbamos a jugar. Ahora, tratan de seguir los pasos del año pasado: tener la posesión, jugar mucho al fútbol, pero de otra manera. El Real Valladolid actual tiene unas características distintas a las de otros equipos. Los laterales están muy arriba y los extremos ocupan posiciones de centrocampistas. Cuando un equipo se emplea así, intento que no nos arrastren, sino que seamos los mismos, se muevan como se muevan».

Mientras, en el Real Valladolid Luis César defiende con números la anomalía que, a su juicio, supuso la última derrota. «Yo todas las semanas compruebo el volumen de juego con los programas que me da la Liga [Mediacoach]. Y veo cuántas veces llega mi equipo al área, cuántas veces tira por dentro y por fuera. Y también miro cuánto concedo, para saber si el equipo crece o decrece. Ante el Nàstic, mi equipo llegó más veces al área que en los partidos anteriores ante el Alcorcón y el Córdoba. Y concedió más contra el Alcorcón que contra el Nàstic. No es cosa mía, son datos. Pero estamos en una fase en la que no marcamos goles: metimos el doble de centros al área en el último partido que ante Córdoba y Alcorcón juntos. En defensa, todos los equipos conceden oportunidades y nosotros debemos ser once guerreros para salir de esta situación».

El Real Valladolid es un equipo que muchas veces queda expuesto a las contras de los rivales, pero desde Gijón Paco Herrera no cree que el Sporting se distinga por su capacidad para contragolpear. «Ya me gustaría que fuese así, pero las contras necesitan precisión y nosotros utilizamos la urgencia. Confundimos los papeles y no se nos acaba de dar bien. Pero para un equipo que tenga esas condiciones, el Real Valladolid puede ser un equipo que te invite a actuar así».

Conocimiento de los rivales

En Zorrilla, Luis César trata de desmontar la idea de que su equipo ha perdido contundencia debido al conocimiento que tienen los rivales sobre su manera de jugar. «Cuando se pierde, los entrenadores siempre somos sospechosos. Cuando no ganamos, es que ya nos conocen... Entonces, a los que ganan no los conocen. No conocen al Granada, porque gana. Ni al Huesca ahora, pero sí lo conocían cuando perdía. Al Barcelona como gana siempre, no lo conoce nadie. Cuando pierde, sí lo conocen», ironiza.

Paco Herrera fue preguntado sobre el estado de su relación con el presidente del Real Valladolid, Carlos Suárez, tras su salida el pasado verano. «Mi relación con él es buena. Fue un buen año. Hubo momentos de dificultades, pero la relación fue fluida. En medio, hubo un problema con la dirección deportiva que nos unió más. Creo que sabía que no debía continuar allí. Cuando se lo dije, me hizo un gesto de aprobación, como diciendo ‘entiendo’. Yo no tomé ninguna decisión antes de decir que no seguiría allí. Dije que seríamos el mejor equipo en los dos últimos meses y así fue. Y que si nos clasificábamos para el ‘play-off’, subiríamos. Eso habría dejado la puerta abierta a mi continuidad».

Luis César explicó la salida del central Álex Pérez en verano con destino Gijón, después de que hubiera sido renovado. «No mando tanto en el Real Valladolid como para tomar unilateralmente la decisión de que no siguiese. Aquí somos varios los que opinamos. Evidentemente, di mi opinión, pero fue una decisión consensuada». Herrera calificó su fichaje como «una casualidad». «Estábamos en un momento complicado con los centrales, surgió la posibilidad de Álex Pérez, venía prácticamente libre y dije que sí».

Fotos

Vídeos