¿Dos errores? ¡No!

Quiénes y cómo juegan es un fallo de mayor calado que el error defensivo o la ocasión perdida de Mata, según el autor

Luimi en el suelo, objeto de una falta./LOF
Luimi en el suelo, objeto de una falta. / LOF
JAVIER YEPESValladolid

Habrá quien piense, viendo los trepidantes minutos finales, que ayer el Real Valladolid perdió en Tarragona por culpa de dos errores postreros. Falso, créanme.

El desacierto defensivo final que propicia el gol tarraconense, fue uno mas de los muchos habidos, con la sola diferencia con respecto a los anteriores, que termina en gol y determina el resultado.

El inmediato error de Mata, con acierto incluido del portero catalán, es el equivalente, en caso de que se le quiera responsabilizar, a pensar que cada balón que remata tiene que ser gol. O sea, que sin Mata no hay vida ofensiva en nuestro equipo.

Sin embargo, el error más grave es pensar que lo demás en el Pucela fueron aciertos. Nada más lejos de la realidad.

¿Ustedes creen que Las Palmas, Málaga, Deportivo tienen peor plantilla que el Gerona?

O más bien, ¿creen que son los catalanes, dirigidos por el soriano Pablo Machín, quienes con una plantilla teóricamente inferior, interpretan un sentido del juego infinitamente mejor, y todo en base a una idea preconcebida?

Una plantilla entrenada en esa idea hasta la saciedad, y de la que cualquier miembro de la misma podría impartir un máster por conocida, aceptada y ejecutada.

Ahí en ese saber quiénes y cómo juegan cada fin de semana y en esa repetición constante que no ofrece dudas, radica su éxito.

Los equipos, para ser buenos de verdad, no para ser solo campeones, deben de ser reconocibles por quiénes y cómo juegan. Ese equipo, que por conocido no se hace vulnerable, es precisamente lo que le da señas de identidad, o denominación de origen o firma de autor o como coño quieran.

Y lamentablemente, hoy en día, de nuestro equipo se sabe que no sabe muy bien a lo que juega, que tiene un portero y un delantero centro –por lo que queda de temporada– magníficos, y que su forma de defender es inapropiada para un equipo que se precie.

Es una pena que el partido de ayer, frente a uno de los equipos de perfil bajo en la categoría, sea el que te condene a seguir peleando en la mediocridad en lugar de engancharte a los puestos de arriba.

Con una plantilla mucho mejor de lo que los resultados anuncian, el no dar con los actores necesarios ha arruinado la función.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos