Real Valladolid

Emilio de Dios: «Mi nombre está sobre la mesa de Carlos Suárez»

Emilio de Dios
Emilio de Dios

El director deportivo asturiano espera la decisión de Suárez y se muestra «con ganas de trabajar en un buen proyecto»

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

El nombre de Emilio de Dios (Gijón, 1971) aparece desde hace semanas como uno de los claros candidatos para la nueva dirección deportiva del Real Valladolid. «No puedo dar mucha más información de la que ha salido. Mi nombre está sobre la mesa del presidente, de Carlos. Imagino que en los próximos días, irá haciendo los movimientos que considere oportunos», señala el directivo asturiano. Carlos Suárez aún puede dar un golpe de efecto con la contratación de un nombre que no haya trascendido, pero muchas flechas apuntan hacia el directivo asturiano, que salió del Lugo el pasado mes de febrero. De hecho su nombre circula insistentemente entre los diversos despachos y dependencias del estadio.

«Esperaremos a ver lo que sucede ahí y en otros sitios, y Dios dirá», apunta el gijonés.

Emilio de Dios ocupó la responsabilidad deportiva en el Sporting de Gijón entre los años 2006 y 2012, tras haberse formado como entrenador en las categorías inferiores desde 1994. Entre sus logros, figuran el ascenso a Primera con el equipo rojiblanco en 2008, con Manuel Preciado en el banquillo. Sus dos siguientes etapas fueron más cortas: llevó las riendas deportivas del Racing entre noviembre de 2012 y julio de 2013, en una campaña marcada por el descenso cántabro a Segunda B. El pasado verano llegó al Lugo, pero salió el pasado febrero, tras solo ocho meses en el cargo.

«Tengo ganas de trabajar en buen proyecto, pero no donde sea. Un proyecto interesante», subraya ahora. Emilio de Dios considera que las limitaciones presupuestarias de clubes como el Real Valladolid (unos tres millones para la confección de la próxima plantilla) «lo que hacen es potenciar otras habilidades de la gente que trabaja allí». «El presupuesto limita, condiciona, pero no es determinante. Sí que es verdad que los equipos que descienden tienen una ventaja económica abismal sobre los demás, pero son las reglas del juego y hay que adaptarse a ellas, sea en Valladolid o en otro sitio».

Importancia de la cantera

De Dios recuerda también la importancia que adquiere la cantera en este contexto: «Ahí se ha potenciado últimamente el trabajo de los equipos de categorías inferiores. Hay buenos futbolistas en la última etapa de formación, que seguramente tendrán su importancia en el primer equipo más pronto que tarde. Seguro. Y eso también ayuda a confeccionar una plantilla».

El director deportivo gijonés expone su idea de adaptarse a cualquier entorno de trabajo, «en función de cómo quiera organizarse el club, de los parámetros que haya». «Todo se puede conjugar con las ideas que yo tengo. No soy inflexible, por decirlo de alguna manera».

Emilio de Dios sabe que la decepción se ha instalado en el entorno del Real Valladolid tras frustrarse la clasificación para el ‘play-off’ en la última jornada de la liga regular. «Pero el fútbol tiene una ventaja, que rápidamente cambia y toca pensar lo que viene. Hay una evolución continua».

Fotos

Vídeos