El Real Valladolid se seca en Huesca

El Real Valladolid jugó esta mañana contra el Huesca / @SDHuesca

El equipo de Luis César cae en El Alcoraz con un gol de Melero y tras quedarse en inferioridad en el tramo final por la expulsión de Míchel

Arturo Posada
ARTURO POSADA

El Real Valladolid cayó en El Alcoraz, un campo que se le resiste históricamente en la Liga. El Huesca de Joan Francesc ‘Rubi’ supo desactivar a un Pucela que no supo encontrar los caminos del gol y que ofreció una versión muy desteñida. No funcionó con normalidad el cuadro blanquivioleta, muy desdibujado y condenado por el tanto de Melero en la primera parte, la gran actuación del portero Remiro y la expulsión de Míchel Herrero en el minuto 78 por una doble amarilla absurda.

El partido comenzó con muchas cautelas defensivas de los dos equipos, bien cerrados para evitar las progresiones rivales. Las primeras llegadas no tuvieron peligro: Jair remató fuera para el Huesca una falta botada por Ferreiro y Óscar Plano se internó en el área de Remiro para obtener un saque de esquina. Solo Hervías logró encontrar el camino para probar los guantes del portero local en la primera parte: un duro disparo del extremo en el minuto 7 lo desvió a córner el guardameta local.

El Huesca, necesitado de puntos, quiso coger los mandos del partido y empezó a llegar al área de Masip, pero sin finalizar las jugadas. El sistema defensivo del Real Valladolid funcionó en esos minutos y abortó la finalización de las llegadas oscenses. Sin embargo, la defensa blanquivioleta empezó a tener trabajo y Deivid se empleó a fondo para despejar un centro del activo Ferreiro.

1 SD HUESCA

Remiro; Akapo, Pulido, Jair, Brezancic; Aguilera, Lluís Sastre; Cucho Hernández, Melero (Luso, m.78), Ferreiro (Vadillo, m.75); y Rescaldani (Alexander González, m.61).

0 REAL VALLADOLID

Masip; Antoñito, Kiko Olivas, Deivid, Nacho; Luismi (Míchel, m.65), Borja; Hervías, Óscar Plano (Villalibre, m.55), Iban Salvador (Toni Villa, m.70); y Mata.

GOLES
1-0 (m.37), Melero.
Árbitro:
Cuadra Fernández (comité balear). Amonestó a Brezancic, Iban Salvador, Luismi, Luso, Aguilera. Expulsó por doble amarilla a Míchel Herrero (m.82).
INCIDENCIAS
El Alcoraz. 3.700 espectadores.

Hervías siguió llevando el peligro por la banda derecha del Real Valladolid, pero el Huesca apretó más el acelerador. Masip se encontró en un mano a mano con Lluís Sastre y obró una nueva parada milagrosa. Hervías, el único abanderado en el ataque visitante, rozó de nuevo el gol con un lanzamiento directo de falta que superó la barrera magistralmente y al que llegó el guante largo de Remiro.

El Huesca halló petróleo en un centro desde la derecha que no acertó a despejar la zaga del Real Valladolid. Rescaldani se hizo con el balón de espaldas y sirvió el pase para Melero, que se encontraba en la medialuna del área. Su tiro, colocado y no especialmente veloz, pasó por debajo de las piernas de Borja y se coló ajustado por el palo izquierdo de Masip.

Melero continuó creando peligro en el tramo final de la primera parte, en el que Iban Salvador se llevó la amarilla habitual.

No mejoró el Real Valladolid en la segunda parte, que siguió a expensas de un Huesca muy trabajado tácticamente por Rubi. Luismi recibió una tarjeta por una falta en la medular y el Cucho Hernández se dejó caer en el área blanquivioleta ante Nacho, sin que Cuadra Fernández picase en el penalti simulado.

El partido se abrió en las dos áreas, aunque el Huesca pisó más la hierba de Masip. Luis César buscó la pólvora con la entrada de Villalibre, que suplió a Óscar Plano y formó pareja con Mata, que estuvo sujeto durante casi todo el choque. El Huesca se sintió cómodo con el 1-0 y se aplicó a mantener la renta para lograr la segunda victoria de la temporada. Los jugadores del Real Valladolid reclamaron penalti por una falta de Akapo sobre Nacho sobre la misma línea del área, pero el colegiado decretó que había sido fuera.

Míchel Herrero saltó al campo por Luismi para encauzar la creación blanquivioleta y Toni Villa suplió a Iban Salvador con la idea de encontrar las vías cerradas. Mata remató alto un centro de Hervías, en la única ocasión que tuvo en todo el partido.

El paso de Míchel Herrero por el pasto resultó fugaz. Su primera falta, en el centro del campo, fue amonestada con una amarilla en el 78. Cuatro minutos más tarde se enredó en un rifirrafe con Luso que le costó la segunda tarjeta y la consiguiente expulsión. Con diez, el Real Valladolid ya solo podía apelar a la heroica. Hervías, el único cauce ofensivo del Pucela, colocó un buen centro que despejó el inevitable Remiro, clave en la victoria oscense. Jair también repelió una incisión de Nacho. Kiko Olivas rozó el empate de cabeza tras un córner, pero el balón se negó a entrar. Toni lo intentó con un lanzamiento lejano y desviado en las postrimerías.

Al final, el Real Valladolid sucumbió a la pizarra de Rubi, un estudioso de los rivales, que encontró la manera de crear cortocircuitos a su exequipo. El gol de Melero, fruto de un desajuste defensivo, fue suficiente para que el Huesca se llevase los tres puntos ya que el portero Remiro brilló a un gran nivel y cerró las pocas ocasiones claras de un Pucela con menos energía que en otros partidos. La derrota sirve como llamada de atención sobre las dificultades que ofrece la Segunda División. Tras un inicio descollante en Liga y Copa, el Pucela se secó en Huesca.

Fotos

Vídeos