Real Valladolid

La gran pretemporada del Real Valladolid influye poco en la campaña de abonos

La Oficina de Atención al Abonado del Real Valladolid, en el inicio de la campaña de abonados en el mes de julio/Gabriel Villamil
La Oficina de Atención al Abonado del Real Valladolid, en el inicio de la campaña de abonados en el mes de julio / Gabriel Villamil

El club blanquivioleta supera los 10.000 carnés, con un ritmo de venta muy similar al de la pasada temporada, a la espera del tirón final

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

El Real Valladolid brilla en la pretemporada futbolística. El equipo de Luis César Sampedro no solo no conoce la derrota en los partidos de preparación que ha disputado este verano, sino que las señales de ensamblaje que emite son muy positivas, a la espera de que el inicio de la competición corrobore el nivel mostrado en los amistosos. Sin embargo, la esperanzadora pretemporada no se ha traducido, al menos hasta la fecha, en un ritmo más acelerado en la venta de abonos. El club anunció ayer que ha rebasado los 10.000 carnés vendidos (10.038, exactamente), un dato positivo, pero que no refleja un efecto arrastre por los buenos resultados del equipo. O, al menos, así se contempla en las oficinas de Zorrilla.

«Si me preguntas si hemos alcanzado un pico de abonados, así de repente, la respuesta es que no», explica Jorge Santiago, director general del Real Valladolid. «Al final, estamos en el mismo ritmo aproximadamente de la temporada pasada y, por lo tanto, la valoración es buena. Creo que lo que influye es el amor o el cariño que uno tiene por el club y sus colores. Ganar más o menos partidos en pretemporada no hace que la gente se desenganche sobremanera ni que se apunte en masa. El Real Madrid no ha ganado a casi nadie en pretemporada y no he visto que se hayan borrado todos», añade el directivo.

La masa social del Real Valladolid vivió un nuevo desencanto la pasada temporada y observó cómo el equipo se quedó fuera de la lucha por el ‘play-off’ de ascenso. En esos momentos, siempre surgen dudas sobre si la siguiente campaña de abonados sufrirá un bajón en el número de carnés. «Eso no está dando porque los abonados están renovando al mismo ritmo que la pasada temporada», insiste Jorge Santiago.

El director general del Real Valladolid considera que el club blanquivioleta cuenta con una base sólida de 11.000 abonados fieles. La entidad se situó el año pasado en 11.309 carnés y el objetivo pasa ahora por superar esa cantidad.

El camino parece encauzado, a la espera del tirón final, que suele llegar la misma semana del inicio liguero, incluso una vez disputado el primer partido en casa. El año pasado, a cinco días del inicio del campeonato, el Real Valladolid sumaba 10.178 seguidores con carné. Ahora, con una semana por delante, esta cifra queda a tiro de los 10.038 actuales, aunque estos días de agosto, el ritmo se reduce, a pesar de que la renovación de los abonos se puede hacer a través de la web oficial del club blanquivioleta.

Otro dato de la actual campaña lo protagonizan las altas. De los 10.038 abonos vendidos, 9.250 son renovaciones y 788 nuevas incorporaciones. El 16 de agosto de 2016, las altas eran 592. «Hay muchas causas que influyen: gente que no pudo abonarse el año pasado, personas que sacan el carné a sus hijos por primera vez, trabajadores que estaban fuera de la ciudad y ahora vuelven...», expone Jorge Santiago.

El director general del Real Valladolid espera que el gran nivel que está demostrando el equipo acabe por incrementar el ritmo de abonos, por encima de otros años. «Creo que los buenos resultados tienen que acabar influyendo de alguna manera. Lo digo por mis percepciones personales como aficionado y abonado. Me encanta ver a mi equipo ganar los partidos de pretemporada con un sistema claro de juego. Me encanta ver cómo las incorporaciones se van acoplando a lo que les pide el técnico. Y me encanta ver a la gente de la cantera jugando y haciéndolo bien con el primer equipo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos