Jose y los Tonis

Cosas de Ansúrez

El autor extrae conclusiones del traspaso de Jose y rompe una lanza por potenciar el trabajo con la cantera

JAVIER YEPES

La venta de Jose Arnaiz al FC Barcelona, oficializada este lunes, deja varias interpretaciones a realizar pero tan solo una verdad como un templo.

Que el canterano era una pieza importante en el equipo, y mas en concreto en su ataque, no se discute; del mismo modo, que tampoco se pone en duda que a las primeras de cambio en las que se confía de verdad en un chico joven salido de abajo, hemos cantado ¡bingo!.

Un premio que bien se pudo haber truncado si el chaval no hubiese defendido con uñas y dientes su continuidad cuando el estamento técnico de entonces le quiso dar la baja. Pero eso es agua pasada…no?

Lo cierto es que ahora, y con un extraordinario acierto gestor, al futbolista se la ha sacado un notable, aunque incipiente, rédito deportivo y un más que sobresaliente rédito económico.

Se llamaban Los Tonys, y eran un grupo de rock madrileño de los 60. Les lideraba Miguel Ángel Carreño –Micky- y entre sus éxitos figuraba el “No se nadar”, “No se puede ser vago” o “Buribú”. Quizás los lectores veteranos, o menos jóvenes, se acordarán. Lo cierto es que como casi siempre, y pasados unos años, el solista, es decir Micky, cambió su rumbo y optó por seguir solo su carrera. “El chico de la armónica” fue su éxito mas notable y hasta llegó a representar a España en el Festival de Eurovisión.

En los Campos Anexos al Estadio Zorrilla ya han crecido los Tonis, Anuares, Caleros y Mayorales de última generación. Son los mismos que en su día acompañaron a Jose en sus inicios, junto a otros que se fueron “quedando” en el camino, y son los que hoy, a semejanza del “conjunto músico vocal” aludido anteriormente, se quedan desde ayer sin su líder y en espera de conseguir su oportunidad.

Si este giro de política deportiva, el de creer en los de abajo, se consolida –cosa que dudo- habremos conseguido el mayor éxito de los tres últimos lustros. Al fin y al cabo, no sería descubrir América sino mas bien desempolvar las buenas costumbres lamentablemente olvidadas. Volver a los Eusebio, Benjamín, Barajas, César Sánchez u Óscar González sería recuperar la senda del éxito deportivo y multimillonario de no hace tanto tiempo.

A ver si resulta que entre los Joses y los Tonis conseguimos hacer sobrevivir este club haciéndole viable!! Como lo ves, Carlos…?

Fotos

Vídeos