Juan Acedo, el goleador olvidado del Real Valladolid

El futbolista, nacido en la provincia de Badajoz, consiguió 44 tantos hace 71 temporadas, en el ascenso del equipo a Segunda División

De pie: Ballesteros, Escalera, Vaquero, Busquet, Pablito, Acedo y Cortés. Agachados: Tapia, Soler. Safont y Patier, en una alineación del Real Valladolid de la temporada 1946-47. /J.M.O.
De pie: Ballesteros, Escalera, Vaquero, Busquet, Pablito, Acedo y Cortés. Agachados: Tapia, Soler. Safont y Patier, en una alineación del Real Valladolid de la temporada 1946-47. / J.M.O.
JOSÉ MIGUEL ORTEGAValladolid

Los dos tantos marcados por Mata en la última jornada liguera, frente al Albacete, le convierten en el máximo goleador blanquivioleta durante una temporada, en Primera y Segunda División, independientemente de que aún puede ampliar su registro en los tres partidos que restan de la fase regular y, ojalá, de los que el Real Valladolid dispute en el 'play-off' de ascenso.

Sin embargo, no es exacto decir que el ariete madrileño es el mejor realizador en una campaña de la historia del Pucela, porque hubo otro jugador que superó ampliamente el actual registro de Mata.

Más información

Ocurrió en la temporada 1946-47, con el Real Valladolid en Tercera División y una clara determinación por parte de la junta directiva, presidida por Juan Represa, de dar el salto a la categoría superior. La plantilla vallisoletana se reforzó con jugadores de gran valía: Soler, Patier, Lasala, Juanco y Acedo, éste cedido por el Sevilla, además de Ramallets y Ortega, que llegaron para disputar la fase final de ascenso.

En el campeonato de Liga, el Valladolid se dio un auténtico paseo al lograr 14 victorias, 2 empates y 2 derrotas, con una aplastante capacidad goleadora, pues en esos 18 partidos marcó 65 goles, que le convirtieron en uno de los grandes favoritos para el ascenso a Segunda División, rubricado al ganar por 3-1 en el ovetense campo de Buenavista al Racing de Santander.

Pieza clave del éxito blanquivioleta de aquella temporada fue el delantero Juan Acedo, extremeño de nacimiento pero que llegó cedido por el Sevilla, después de haber militado dos campañas en Primera División: la 1944-45 en el Granada, donde marcó 12 goles en 21 partidos, y la 1945-46, en el conjunto hispalense, donde solo disputó cuatro partidos de Liga con un gol en su haber, porque le cerraban el paso dos arietes de primerísimo nivel, como Campanal y Araújo.

Juan Acedo en un cromo de la época.
Juan Acedo en un cromo de la época. / J.M.O.

Esa fue la razón de que, ante el interés de los directivos vallisoletanos, el Sevilla accediera a su cesión, por una temporada, al conjunto de la capital del Pisuerga. Juan Acedo Ponce, nacido en Llerena (Badajoz) el 4 de agosto de 1919, tenía ya 27 años cuando llegó al Valladolid, pero enseguida demostró el acierto de su contratación.

Debutó el 8 de septiembre de 1946 en el primer encuentro del campeonato, saldado con triunfo blanquivioleta por 4-3 ante el Cacereño, marcando Acedo uno de los tantos, inicio de una trayectoria goleadora impresionante, ya que en la liga marcó 28 goles en 17 partidos, con dos hazañas gloriosas: ¡¡¡6 tantos al Plasencia y otros 6 al Béjar!!!

En la segunda fase intervino en 11 encuentros y consiguió 11 dianas, determinantes para que el Valladolid se clasificase primero y entrase por la puerta grande en la tercera y última fase, ya que así eran entonces de complicado el camino del ascenso.

En ese último tramo de la temporada Acedo solo jugó 5 partidos en los que marcó 5 tantos, sufriendo una lesión que le dejó fuera de combate en ese momento decisivo, aunque por fortuna Julián Vaquero, que había compartido con él el protagonismo goleador, asumió el reto y se convirtió en la figura indiscutible del final de la campaña, pues en los siete partidos restantes, firmó 14 goles, entre ellos los tres que significaron el histórico triunfo vallisoletano sobre el Racing de Santander, en la promoción.

Pero a pesar de su ausencia en los siete partidos trascendentales en el camino del ascenso, los 44 goles de Juan Acedo aquella temporada no pasaron desapercibidos y al Sevilla le llegaron muchas peticiones, entre ellas la del Valladolid, para que ampliase la cesión una temporada más. Pero con 28 años, el club andaluz se inclinó por aceptar una suculenta oferta de compra del Salamanca, para llevárselo a sus filas, de modo que a Juan Acedo no le quedó otro remedio que seguir en Tercera División, ahora en el equipo salmantino.

Allí militó tres temporadas, con 35 goles en la 1947-48, 22 en la 1948-49 y 5 en la 49-50, aunque sin conseguir el ansiado ascenso, que en cambio sí logró el Valladolid, ya que subió a Primera en la 1947-48, lo que no obsta para reconocer la impresionante capacidad goleadora de Juan Acedo y su récord de 44 tantos en 33 partidos oficiales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos