Liga Nacional juvenil

El Juvenil blanquivioleta mete la séptima

Imagen de un partido anterior del Juvenil blanquivioleta. /Rodrigo Jiménez
Imagen de un partido anterior del Juvenil blanquivioleta. / Rodrigo Jiménez

El conjunto de Víctor Fernández sigue firme en casa y continúa aspirando a la cuarta posición

JESÚS DOMÍNGUEZValladolid

El Real Valladolid continúa metido de lleno en la pelea por la cuarta posición después de vencer a su ocupante, el Getafe, en un partido disputado, en toda la extensión del término, y que se resolvió al final con el tanto postrero de Adrián Herrera.

1 Real Valladolid

David; Arnáiz, Óscar David Gómez, Nieto; Pablito (Álvarez, min. 77), Orea, Raúl (David Sanz, min. 70), Dali (Rafa, min. 65); Víctor (Tena, min. 90) y Adrián Herrera.

0 Getafe

Toni; Amaya (Siño, min. 53), Adrián, Alba, Héctor; Tavares, Helguera (Gabri, min. 80); Argu (José, min. 84), Segura, Riki (Mario, min. 46); y Pablo.

Goles:
1-0, min. 85: Adrián Herrera.
Árbitro:
David Rivera García. Amonestó al blanquivioleta Orea.
Incidencias:
Partido correspondiente a la 22ª jornada del Grupo V de División de Honor, disputado en los Anexos ante más de 100 aficionados.

La entidad del rival –de los dos rivales– provocó que el juego fuera deslucido, debido al planteamiento de ambos técnicos, no reservón (al contrario) pero sí prudente, lo que provocó que no se viera el primer disparo a puerta hasta superada la media hora. Fue para un conjunto, el blanquivioleta, que no fue capaz de hacerse con el mando en un primer tiempo en el que, sin embargo, tampoco se vio sometido al de los madrileños.

Quizá la posesión, si fuera medida, se habría dilucidado por muy poco en favor de los visitantes, que trataban resolver la batalla en el centro del campo llevando el balón hacia afuera, donde sus laterales estuvieron activos, aunque neutralizados por los de casa. Así, el Getafe no tiró a puerta en todo el primer tiempo.

En el segundo, el cuadro de Víctor Fernández fue mejorando poco a poco. Lo hizo sobre todo a raíz de la entrada de Rafa y de David Sanz. El primero abrió campo por izquierda y llevó peligro, llegando, por ejemplo, a obligar a Toni, portero rival, a una gran parada tras un testarazo picado por encima. El segundo mejoró la circulación sin rebajar la intensidad en el centro.

Con el campo cada vez más equilibrado hacia el área getafense, a falta de cinco minutos para el final, Víctor Socorro se revolvió bien y sacó un fuerte disparo que llevaba marchamo de gol, uno que evitó un Toni inspirado y que volvía a salvar a los del sur de Madrid. Pero a la tercera fue la vencida, ya que el saque de esquina que concedió con el despeje se convirtió en el gol de Adrián Herrera –el 16º de la temporada–, que remató tan ajustado que tuvo que esperar unos ligeros instante a ver cómo el cuero impactaba con la madera antes de acariciar la red.

La celebración, a la altura de la importancia que tenía el partido, no conllevó relajación; al contrario: el Real Valladolid siguió concentrado al final, conocedor de su objetivo en esos pocos minutos restantes y del que se ha marcado para lo que resta de curso. El festejo mayor vino con el silbatazo final, que permite a los blanquivioletas colocarse a solo un punto de la cuarta posición. El triunfo supone, además, la séptima victoria consecutiva en casa de un División de Honor que va cada vez a más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos