Kiko Olivas tras el Real Valladolid-Reus: «Mi expulsión es muy exagerada»

El árbitro muestra la tarjeta roja a Kiko Olivas tras su segunda amarilla. /A. Mingueza
El árbitro muestra la tarjeta roja a Kiko Olivas tras su segunda amarilla. / A. Mingueza

Pablo Hervías aprovechó su comparecencia para recordar a su amigo Pelayo Novo, el futbolista del Albacete herido tras caer esta mañana desde la tercera planta de un hotel

J. A. Pardal
J. A. PARDALValladolid

El central del Real Valladolid, Kiko Olivas, se mostró muy en desacuerdo con su expulsión por doble amarilla en el partido del Pucela ante el Reus.

El futbolista malagueño reconoció que su primera tarjeta fue «muy clara», en una jugada en la que aseguró que no llegó al balón y golpeó a su rival, pero que la segunda «es muy exagerada». «Lekic se ha ido con el balón, ha llegado delante de mí, ha tirado y me ha dado en la mano. Yo no puedo quitarla, no puedo hacer nada y me da», relataba el futbolista en zona mixta después del encuentro.

Pese a esta contrariedad, y tras la victoria del equipo, Olivas aseguró que «hay que poner en valor los tres puntos, y más cuando se han conseguido de una forma un tanto heroica».

Ahora el Real Valladolid tiene que ir a Tarragona a ganar «porque es el toque de calidad» que el equipo necesita para «entrar de lleno en la pelea con cierto margen de tener algún despiste», comentaba Jaime Mata, goleador una vez más en el encuentro de esta tarde. El futbolista defendió la forma en la que los suyos afrontaron los minutos finales del partido porque «tal y como estaba el partido y con uno menos, buscas alguna falta para parar el partido y coger oxígeno, para jugar a otro fútbol, que en esos momentos es necesario. No es bonito de ver, pero era lo que tocaba».

Pablo Hervías fue el otro jugador que compareció ante los medios de comunicación tras la victoria blanquivioleta. El futbolista riojano aprovechó para recordar al futbolista del Albacete, Pelayo Novo, que se precipitó esta mañana desde un tercer piso en el hotel en el que su equipo estaba concentrado en Huesca. «Me he enterado esta mañana antes de la charla y me he quedado un poco en estado de shock porque es muy amigo mío, conozco a su novia, hablé hace poco con él y estaba muy bien y he alucinado. La victoria se la dedico a él porque es una gran persona, un amigo y la cabeza la tenía aquí, pero también en Zaragoza en el hospital en el que está», dijo Hervías..

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos