Fútbol | Primera División

Ilusión desbordada en la apertura de la campaña de abonados del Real Valladolid

Decenas de personas hacen cola en los primeros instantes de apertura de la Oficina de Atención al Abonado./Alberto Mingueza
Decenas de personas hacen cola en los primeros instantes de apertura de la Oficina de Atención al Abonado. / Alberto Mingueza

Más de 500 personas aguardaban la apertura de la Oficina de Atención al Abonado a primera hora de la mañana

J. A. Pardal
J. A. PARDAL

Ha pasado un mes desde el ascenso a Primera División del Real Valladolid tras cuatro temporadas en Segunda, pero aún colean las buenas sensaciones que despertó el equipo en la recta final de la pasada campaña.

A nadie se le ha pasado el subidón del 'play-off' perfecto ni de las celebraciones posteriores, y así quedó demostrado esta mañana con la apertura de la campaña de abonados.

Fotos

Las largas colas que fueron creciendo a lo largo de toda la noche (el primer socio hizo cola desde antes de las 00:00 horas) terminaron por hacer que los responsables de las instalaciones decidieran abrir antes de tiempo la Oficina de Atención al Abonado, instalada en el número 2 de la Bajada de la Libertad, en pleno centro de Valladolid.

En torno a las 9:15 se arrancó de la venta de nuevos abonos y la renovación de los ya existentes y antes de las 10:00, cuando en las mesas se atendía a los que hacían cola desde las 6:30 horas aproximadamente, la cola ya daba la vuelta a la manzana, con más de 500 personas esperando su turno.

Sobre las 11:00, la fila había aumentado no solo de longitud (llegaba hasta el cruce de la calle Catedral con Cascajares) sino también de grosor, con más de 1.500 personas esperando.

El final de la cola, en una imagen tomada en torno a las 11:00 de la mañana.
El final de la cola, en una imagen tomada en torno a las 11:00 de la mañana. / A. Mingueza

La oficina tiene previsto abrir entre las 10:00 y las 14:00 y de 17:00 a 20:00, aunque sus responsables reconocían ya desde primera hora que era muy posible que, al menos en la jornada de hoy, no se cerrara a mediodía.

Pero, como el fútbol lo puede todo, no se veía ni una sola cara larga o algún zapateo desesperado, brazos en jarra. Todo lo contrario. El ambiente era excepcional, con bromas y mucho fútbol en las conversaciones de todos. Valladolid está encantada con la vuelta a la élite del fútbol mundial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos