Real Valladolid

Apa y Miguel, representantes del éxito de la cantera del Real Valladolid

Apa y Miguel junto al escudo del Real Valladolid./Alberto Mingueza
Apa y Miguel junto al escudo del Real Valladolid. / Alberto Mingueza

Tanto el palentino como el de Tudela de Duero saben de la fragilidad de su posición, que tienen que revalidar cada fin de semana en el campo

Fernando Bravo
FERNANDO BRAVOValladolid

Miguel ya no tiene que sacrificar a su madre para que le lleve en coche a los entrenamientos desde Tudela. Cumplidos los 18, ya tiene carné de conducir. Su reto extradeportivo, ahora, es el Bachiller. Pero antes incluso de liberar a su madre de sus traslados, Miguel de la Fuente (Tudela de Duero, 1999) ya había marcado su primer gol a un equipo de 'Champions'. Fue el 25 de julio del año pasado, en un amistoso contra el Besiktas en Marbella. Miguel, menor de edad todavía, le dio la réplica a Mata, que marcó el primero, para empatar ante los turcos en un amistoso de pretemporada en cuya expedición fue incluido por Luis César Sampedro. Un debut mágico en el que respondió a lo que se espera de un delantero, aunque a menudo le utilicen como extremo. Lo hizo además con una asistencia de otro canterano: Anuar.

Apa –Javier Aparicio Gómez– todavía no tiene carné –cumplió los 18 en marzo.– Acaso sea esa la razón por la que vive en la residencia de jugadores del Real Valladolid, porque su Palencia natal –él reivindica su origen montañés, de Aguilar de Campoo– es el referente familiar al que no tiene acceso a diario. Sin embargo se confiesa muy ligado a su familia, que le apoya y de la que nació su afición al fútbol porque su padre –recuerda– jugó en el Palencia. Apa, como Miguel, aporta en su currículo convocatorias con la selección nacional, tanto en la sub-17 como en la sub-19, en la que es reincidente.

Apa, como Migel, Pablo, Salisú Alvarado... forman parte de una generación privilegiada por sus condiciones para jugar al fútbol, pero también por una filosofía de club que apoya de forma especial a los jóvenes y que ha convertido al Real Valladolid B en el equipo de la categoría de bronce (Segunda B) que más partidos ha dado a sus jugadores juveniles y el segundo, en número de minutos disputados en la categoría, después del Valencia. Y Miguel, antes de su lesión, Apa y Alvarado se convirtieron en los juveniles pucelanos que más minutos han disputado en Segunda B.

A sus condiciones y la filosofía de un club que confía en los jóvenes, se ha sumado el apoyo de un equipo técnico que está a una victoria de liberarse de la ansiedad por el descenso. Tanto Miguel, recién salido de una lesión, como Apa reconocen que su reto deportivo más inmediato es salvar la categoría del filial pucelano en el que su juventud no impide que tengan plaza fija y desde el que esperan que a no mucho tardar puedan dar el salto al profesionalismo pleno en las filas del Real Valladolid.

Miguel y Apa, como algunos otros jóvenes canteranos, ya forman parte del patrimonio del club morado, con compromisos que llegan hasta 2021 e incluso superiores, si son capaces de pasar el corte hacia el primer equipo.

La suya ha sido una privilegiada mayoría de edad en la que la presentación en sociedad fue multitudinaria, expuesta y exigente, porque cada semana se ven obligados a renovar los votos de la excelencia sobre el terreno de juego.

Apa.
Apa. / A. Mingueza

Javier Aparicio 'Apa' «Todo lo que no sea salvar la categoría sería una decepción»

Sus aspiraciones demuestran ambición pero cuando manifiesta sus deseos confirma que sabe en qué mundo está.

-Ha sido un gran fin de temporada. ¿Piensa ya en nuevos retos?

-Ahora lo importante es el campeonato y todo lo que no sea salvar la categoría del filial, sería una decepción.

-¿Ha puesto su futuro en manos de alguien?

-Decido yo y mi familia. Tengo independencia y el apoyo de mis padres.

-Es el más joven cuando le convocan con el filial. ¿Cómo lleva lo de tener a cientos de personas pendientes de usted?

-Lo llevo bien. Me aíslo y trato de concentrarme en el fútbol. Cuando estoy en Palencia con mis amigos, soy uno más. Sigo siendo el mismo.

-A las puertas de la élite, tendrá que hacer algún sacrificio

-Soy consciente de que un futbolista tiene que dejar algunas cosas de lado.

Miguel de la Fuente.
Miguel de la Fuente. / A. Mngueza

Miguel de la Fuente «La fama se lleva bien, la familia ayuda a tener los pies en el suelo»

Estudia mientras comprueba la expectación que provoca su presencia en el campo. Su gol ante el Besiktas y los marcados con la selección han disparado las expectativas puestas en él.

-¿Puede con esa incipiente fama a su edad?

-Se lleva bien. La familia me ayuda a tener los pies en el suelo.

-¿La exigencia física es sacrificada?

-No salir, no comer, cuidar las comidas... es sacrificado pero necesario para mejorar. Hay días para pasarse, pero si entrenas, tienes que aguantarte.

-¿Tiene claro sus objetivo?

-Muy claro: debutar con el primer equipo en competición oficial.

-¿Y su futuro?

-Ahora solo pienso en el Real Valladolid.

-¿Se siente apoyado?

-Rivera me apoyó desde que llegó.

-¿Le molesta que le llamen Miguelín?

-¿Qué va! Me gusta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos