Mirar hacia los Anexos

Conforme la temporada da los últimos coletazos, es hora de empezar a pensar en la próxima. Y solo en la cantera podrá el Valladolid encontrar solución a sus males de fondo

Mayoral, uno de los jugadores llamados a dar el salto la próxima temporada/R. Otazo
Mayoral, uno de los jugadores llamados a dar el salto la próxima temporada / R. Otazo
Eloy de la Pisa
ELOY DE LA PISAValladolid

Aunque las matemáticas no han dicho su última palabra, se hace muy cuesta arriba pensar que el Real Valladolid pueda meterse entre los equipos que pelearán el ascenso en la promoción. Y no es un problema de puntos, sino de números. Pensar que del 'play off' nos separen cinco puntos es una realidad, pero más lo es que para llegar a ese lugar hay que dejar detrás a cinco equipos que están delante ahora mismo. Mucha tela. Demasiada. ¿Imposible? No, claro, pero ganar cinco partidos no parece muy viable habida cuenta de lo que el equipo ha demostrado hasta ahora fuera de casa. Y lejos de Zorrilla quedan cuatro de los siete que restan por disputarse.

Así que, sin tirar la toalla, es el momento de empezar a mirar hacia los campos de hierba artificial que hay entre el estadio y la ronda oeste. Allí está el futuro y allí es de donde el Pucela ha de entresacar el futuro. Es una apuesta, por supuesto. Y con riesgo. Pero los jugadores de fútbol no se suele saber el rendimiento que dan mientras no se les ponga a jugar. Tarea de Miguel Ángel Gómez, Ángel Catalina y Jesús Sánchez Japón es descubrir entre los que juegan todos los fines de semana sobre la fibra sintética los que tienen más posibilidades de crecer, de mejorar, de progresar.

Lo realmente interesante, lo que de verdad despierta el optimismo, es comprobar como por primera vez en bastante tiempo hay mimbres más que aprovechables en la cantera. Por primera vez en bastante tiempo el primer equipo tiene tres canteranos: Calero, Toni y Anuar. Ese espejo permite mirar el futuro con tranquilidad. Detrás hay gente que promete grandes momentos. Salisu, Miguel, Apa, Mayoral, Samanes, Dennis, Mario... En ellos deben estar muchos de los refuerzos de la próxima temporada. Para empezar algunos de ellos, aún en edad juvenil, ya son titulares con el filial. Importante. Dice Javier Yepes que el segundo equipo debe ser el lugar en el que deben curtirse los juveniles. Y los que son muy buenos, muy buenos, ir directamente al primer equipo. Y, oigan, si lo dice el mejor entrenador de juveniles que nunca haya tenido el Real Valladolid, poco más ha de decirse.

Miguel Ángel Gómez sigue muy de cerca los Anexos. Es consciente de lo que hay. Y si estamos otro año en el infierno, será la mejor salida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos