Real Valladolid

Negociaciones abiertas con Mata y Luismi en el Real Valladolid

Luismi salta sobre Mata para celebrar el cuarto gol del Real Valladolid al Córdoba el sábado. / Ramón Gómez

El club blanquivioleta trabaja desde el verano para renovar al goleador madrileño y al mediocentro gaditano

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

La dirección deportiva del Real Valladolid no descansa. Después de confeccionar una plantilla competitiva que ha comenzado como un tiro en Liga y en Copa, el equipo de trabajo que encabeza Miguel Ángel Gómez se centra ahora en la renovación de dos jugadores: el delantero Jaime Mata y el mediocentro Luismi Sánchez, cuyos contratos finalizan el próximo 30 de junio de 2018. Las operaciones ya están en marcha desde el verano de forma discreta porque todas las partes quieren huir de los dimes y diretes que lastraron la negociación en la renovación fallida de Juan Villar el curso pasado. El Real Valladolid confía en seguir contando con los dos futbolistas en el futuro.

El agente de Jaime Mata es Emilio de la Riva, el mismo que representa a Juan Villar. De la Riva estuvo el pasado sábado en el palco de Zorrilla para presenciar el choque entre el Real Valladolid y el Córdoba, aprovechando que también lleva los asuntos de jugadores cordobesistas como Alejandro Alfaro y Carlos Caballero. De la Riva salió del estadio con Mata y esperó pacientemente a que el delantero blanquivioleta se fotografiase con varios aficionados.

«Vinieron porque tenemos trato, no solo profesional, sino también personal», explicó ayer Mata. «Este año me caso, así que teníamos que hablar de cosas de la boda. Además, tienen buena relación con Miguel Ángel [Gómez]. Se conocen porque vienen de Sevilla y él [De la Riva] es de Huelva. Vinieron sin más».

Acuerdo pendiente

El pichichi blanquivioleta, autor de seis goles en siete jornadas, no se mete en muchas profundidades sobre su renovación. «Digo yo que se empezará a hablar y a ver si llegamos a un acuerdo. Pero estamos a principios de octubre. Ahora todo es la leche, pero dentro de un mes si me tiro cuatro partidos sin marcar, se dirá que Mata ha perdido gol y que qué malo soy», señala el futbolista.

Sin embargo, la propuesta para renovar a Mata no surge de la actual explosión goleadora del madrileño. El Real Valladolid le transmitió al delantero la predisposición para una próxima renovación antes de comenzar la Liga, ya que en el seno de Zorrilla se valoraba mucho su trabajo y su talento futbolístico.

Por otra parte, los seis goles que ha anotado hasta la fecha pueden complicar la operación porque varios clubes permanecen muy atentos a su situación. Mata, de momento, duda sobre si esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos o inclinarse por una renovación más rápida.

«Nunca sabes en qué puede estar la renovación. Yo como sitio, estoy encantado y a gustísimo aquí [en el Real Valladolid]. Pero soy de Madrid. Me vine cerca de Madrid porque es lo que quería. Al final, nunca sabes en qué puede estar renovar o no renovar. Estamos a principios de octubre. Hay que remar mucho y no solo yo. Si el equipo pierde y llevas diez goles, sigues siendo una mierda. Hay que ir poco a poco y pensar en el siguiente partido», subraya Mata, un jugador que está desplegando todo su talento como ‘nueve’ y que la anterior campaña fue desaprovechado en la banda.

«La diferencia con el año pasado es que ahora los movimientos de ataque son mucho más cómodos para mí. En banda se exigen cosas que yo no puedo dar en gran medida. No tengo mucho uno contra uno ni mucho regate. Uno debe saber cuáles son sus pros y sus contras. Sé que al espacio voy mucho mejor. Desde la posición de ‘nueve’, de delantero centro, puedo romper mucho más. Son movimientos con los que siempre me he sentido cómodo. Hacen que cree ocasiones. Esa es la diferencia», analiza Mata.

El cambio de idea de Luismi

Su compañero Luismi Sánchez también ha explotado esta campaña como blanquivioleta. En verano, la intención del mediocentro gaditano pasaba por abandonar el Real Valladolid, después de no contar la pasada temporada para Paco Herrera. Luismi fue cedido en invierno al Nàstic, donde demostró que era un jugador más que aprovechable. La llegada de Miguel Ángel Gómez al Real Valladolid hizo que el mediocentro cambiase de opinión, después de que el nuevo director deportivo frenase todos los intentos de salida del futbolista en verano. Gómez había seguido muy de cerca la progresión de Luismi en la cantera del Sevilla, conocía perfectamente sus condiciones y sabía que podía convertirse en un jugador importante con Luis César en el banquillo.

Ahora, la idea es que tanto Luismi como Mata amplíen su compromiso como jugadores del Real Valladolid más allá de 2018 porque los dos son altamente valorados en Zorrilla.

Fotos

Vídeos