Real Valladolid
Torres jugó de extremo derecho en el Cuatro Caminos y corrió los 100 metros libres y y los 110 vallas. Y también boxeó. / G. VILLAMIL

«Los andaluces vamos a estar echando una mano al Valladolid»

  • Fundador de la Casa Andalucía y compañero del ilustre Matito, Alfonso Torres no esconde sus preferencias: «Que el Valladolid se salve y el Atlético se lleve la Liga»

Las cosas no son como eran hace pocas fechas. Ya ni siquiera la Feria de Abril se celebra en este mes, sino íntegramente en el mayo florido por primera vez en la historia. Aunque siga habiendo alegría. Hablando de esto, tras el eufórico empate del Valladolid con el Real Madrid, la recta final del campeonato que puede conducir a la permanencia del equipo pasa por dos encuentros vitales ante equipos sureños: el Betis y el Granada. Esta circunstancia motiva la visita al vicepresidente de la Casa Andalucía, Alfonso Torres Pinedo, sevillano de nacimiento, de 69 años, 'palangana' de afiliación chica, que con 14 fue a trabajar a la fábrica Pegaso en Madrid y jugó muy cerca del estadio Metropolitano en el equipo juvenil vinculado al club colchonero, el Cuatro Caminos, de extremo derecho. Y que en la mitad de su vida (hasta ahora) se desplazó a Valladolid para trabajar en Fasa. Cosas de la emigración.

Fueron estos avatares los que llevaron a Alfonso a cambiar la afición por un equipo. El Sevilla, por el Atlético de Madrid. Todo ello, siendo su mujer, Carmen Romero, señora de Torres -de apellidos andaluces y del pintor cordobés más famoso de nombre Julio-, del equipo rival. «No es muy forofa, pero ella es del Betis, aunque no le gusta el fútbol como a mí, por eso no discutimos mucho», señala. Tampoco sus dos hijos han salido muy futboleros.

Aun así, también el Real Valladolid encuentra un hueco en el corazón de Alfonso. «Desde que llegué hasta que el equipo se marchó a jugar al Nuevo Estadio, fui socio del Valladolid. Había partidos, claro, que tenía el corazón dividido».

La situación es diferente para la jornada de hoy. «Mi vinculación al Valladolid es ya de media vida. El Betis está descendido y yo quiero que el Valladolid se traiga los tres puntos. Creo que el Sevilla ganará al Getafe el domingo para meterse en competición europea. Por tanto, los andaluces vamos a estar allí echado una mano esta jornada al Real Valladolid». Olé y olé.

Deportista

Alfonso Torres ha sido siempre muy deportista. «Practique mucho deporte: atletismo en Madrid, en Pegaso, corriendo los 100 metros libres y los 110 vallas. Era rápido, por eso lo de jugar de extremo». Y también otra dedicación deportiva un poco más efímera: boxeador. «Peleaba en peso mosca, pero solo hice dos combates. Uno nulo y otro en el que me derribaron por KO técnico». Hasta ahí duró el boxeo.

Matito y otros futbolistas

Además, Alfonso ha admirado a futbolistas como el delantero centro del Sevilla Araujo. «Le vi de muy pequeñito. Luego, Luis Aragonés, del Atlético de Madrid, y Onésimo, en el Real Valladolid. De este me sigue encantando como comentarista de partidos».

Torres fue compañero de trabajo de Matito, el jugador internacional del Real Valladolid que llegó del Atlético Tetuán y componente de la 'zaga mora' junto a los Lesmes. Cuando Matito dejó de jugar, estuvo en la fábrica de Renault. «Me acuerdo de él. Fue compañero en Fasa. Luego estuvo de entrenador durante un tiempo del equipo de fútbol de la Casa de Andalucía», una institución fundada en 1978 que cuenta actualmente con 210 familias como socios que, al igual que Alfonso, se encuentran muy a gusto viviendo en Valladolid aunque pasen «el veraneo en Sevilla».

En pleno fragor de actividades relacionadas con la propia Feria de Abril, y otras como el 30 aniversario de la Federación de Casas Regionales -misa solemne con final en salve rociera y cena en el Casino incluida-, le quedará este fin de semana tiempo para ver jugar al Valladolid y al Atlético de Madrid. «Mis preferencias pasan por que el Valladolid se salve y el Atlético se lleve la Liga, aunque esto último va a ser muy difícil».

Y en abril, en mayo o en junio, lo que siempre hay en los finales de campeonato son los rumores de primas a terceros que Alfonso comenta. «Puedo admitirlos entre equipos pequeños, pero no con equipos grandes; es absurdo». Lo mismo que tiene unas palabras de reproche hacia la 'salida de pata de banco' del presidente de la AFE, Rubiales, de abogar por que se legalicen las primas. «Eso es estar fuera de la tangente».