Real Valladolid

Sin recuperación ni fórmula

Real Valladolid, Getafe, Elche y Granada son los únicos equipos de Primera División sin representación en el Fútbol Draft, una selección de los 132 jugadores españoles con más talento entre los 20 y los 14 años. Para cualquier habitual a los Anexos, sabe que este no es un dato sorprendente dado el nivel actual de los equipos de las categorías inferiores.

Mis sensaciones son que el club vive en un estado aparente de calma, improvisación y falta de proyecto a largo plazo. Hace poco más de un año, un servidor escribía una columna titulada ‘Recuperar la cantera’, aun creyendo que seríamos capaces de hacer las cosas de manera diferente pero una temporada después poco o nada hemos evolucionado.

De aquel 4 de julio con el anuncio del cambio de presidente a dueño de Carlos Suárez y su apuesta por cantera y gente de la casa nada queda más allá de Javi Torres y Chuchi Macón como entrenadores. Las categorías inferiores estuvieron diez meses sin coordinador ni cabeza visible, se ha perdido la figura de los promocionados hasta llegar a un Juvenil B con más titulares de segundo año que de primero y goleado por la UDC Sur y los Anexos llevan años anticuados y obsoletos y sin visos de mejora. La selección y captación sigue siendo errónea, y jugadores referencias en Castilla y León como Mito o Mayoral no juegan en nuestra cantera y de cara al primer equipo la aportación de los de la casa son dos testimoniales minutos de Zubi y los asentados Óscar, Baraja y Rueda hace ya varios años. Y han pasado treinta meses desde aquella rueda de prensa.

Que haya más vallisoletanos en el Getafe que en el Real Valladolid me parece un lujo que un club con la cartera vacía no puede ni debe permitirse. Las ventas de César Sánchez o Benjamín hace ya años, y después de Óscar González o Asenjo confirma que la cantera siempre sirve y que si se trabaja bien, incluso se pueden sacar réditos deportivos y económicos. Que el Pucela debe ser un club vendedor parece evidente, que formar esos jugadores en lugar de ficharles es más barato y eficaz también.

Porque para fichar bien además me quedo con lo que explicaba en un programa televisivo el director deportivo del Eibar, que dado que a nivel económico no pueden competir con otros equipos deben adelantarse y ofrecer otro tipo de facilidades. Y parece que mal no les va con la fórmula. En el fútbol está todo inventado, pero en todo lo inventado está implícito el trabajo.

De lo contrario, como me decía un amigo, vamos a la parálisis por el análisis. Hay que tomar decisiones y marcar directrices.