Real Valladolid

real valladolid

Ni el club ni la Federación regional tienen constancia de las denuncias del Promesas

  • La AFE puso un abogado a disposición de los canteranos, pero la territorial no ha recibido aún ninguna notificación de la española

Los futbolistas del Real Valladolid B denunciaron ante la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) cinco meses de nóminas impagadas, pero las reclamaciones no han llegado a su destino. Al menos todavía. Ni el club blanquivioleta ni la Federación de Castilla y León de Fútbol (FCyLF) han recibido notificación alguna de las denuncias formuladas por los canteranos, una situación que los propios demandantes no alcanzan a comprender.

«¿Cómo es posible que no tengan constancia? Nosotros hemos denunciado y, de hecho, la AFE nos mandó un ‘e-mail’ con el nombre del abogado al que teníamos que llamar para que nos llevase el caso», explica uno de los denunciantes.

La Federación de Fútbol de Castilla y León no ha recibido notificaciones de reclamaciones relativas al Real Valladolid B en los últimos días. A través de su departamento de prensa, este organismo matiza que corresponde a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) remitirles las denuncias. «No tenemos nada. Todavía están dentro del plazo de envío, pero sí que hemos recibido denuncias de otros clubes de la comunidad y, en cambio, ninguna referente al Real Valladolid B».

La Asociación de Futbolistas Españoles recuerda que la reclamación de deudas para los futbolistas de Tercera División (donde militó el Promesas la pasada campaña antes de culminar el ascenso a Segunda B) llegan al comité jurisdiccional de cada federación. «No sucede como en la comisión mixta de Segunda o Segunda B, donde se marca un día para todos. Aquí cada federación pone su fecha», explica un portavoz de la AFE, quien no ofrece datos sobre número de denuncias ni clubes denunciados en virtud de la Ley de Protección de Datos.

Los futbolistas de Tercera disponían de dos plazos para enviar la documentación a la AFE. El martes 10 de junio como fecha general y el miércoles 25 de junio para aquellos jugadores que se encontrasen disputando la fase de ascenso a Segunda B, algo que sucedió en el caso del Real Valladolid B. Los futbolistas del Promesas remitieron la documentación necesaria y recibieron la asignación de un abogado colaborador.

El siguiente plazo pasaba por la reclamación conjunta de todos los jugadores ante el Comité Jurisdiccional de la Federación de Castilla y León de Fútbol, quien debe resolver las denuncias según los plazos marcados por el Reglamento. Si son estimadas, se inicia el procedimiento de suspensión de los derechos federativos del club hasta el pago de la deuda o, si no se abona antes del 1 de septiembre, al descenso de categoría administrativo. Sin embargo, las reclamaciones formuladas por los canteranos del Real Valladolid no han llegado todavía a su destino, una situación que los denunciantes no se explican.