Real Valladolid

vídeo

Adán captura un balón imponiéndose a Rueda en el salto. / R. Gómez

fútbol | liga adelante

Real Valladolid y Betis no encuentran el gol

  • El duelo entre dos de los grandes aspirantes al ascenso finaliza con un empate a cero

El Real Valladolid no logró hincar el diente a un Betis cauteloso, que arrancó un empate a cero de Zorrilla en un partido muy enmarañado en la primera mitad. El equipo blanquivioleta demostró más cuajo y acabó el choque en el área rival, pero fue incapaz de hacerse con la victoria. El punto, no obstante, le sirve para seguir liderando la Liga Adelante, junto a Las Palmas y Girona.

Tratándose de dos de los jerarcas de la categoría, Real Valladolid y Betis comparecieron con todas las cautelas del mundo. Ninguno de los dos quiso dar tregua y las precauciones visitantes se manifestaron, incluso, en la formación táctica. Julio Velázquez cambió la disposición del Betis, aisló a Rubén Castro en el ataque y dispuso a Matilla por delante de la línea defensiva para enmarañar el juego blanquivioleta con el fornido N'Diaye adelantando en ocasiones su posición de mediocampista para inquietar a Valiente y Rueda. El 4-1-4-1 cortocircuitó la creación del Real Valladolid, que se empecinó en buscar los congestionados pasillos interiores.

Óscar González animó los primeros minutos con un disparo que levantó los 'huys' de Zorrilla mientras se marchaba junto al poste derecho de Adán. Mientras la grada homenajeaba a Roger con aplausos en el minuto 9 (dorsal del delantero lesionado), el Betis se fue adueñando estérilmente de la pelota. La lucha de Leão y N'Diaye en el centro del campo simbolizaba el juego tosco de los dos equipos. Bergdich probó fortuna con un disparo lejano y el partido amenazó con convertirse en un catálogo de errores, con fallos continuos en los controles. El respeto entre los contendientes enmascaraba un fútbol con poco nivel.

Al Betis también le costaba llegar, pero encontró la cabeza del ubicuo Rubén Castro tras un centro de Molinero, una jugada peligrosísima bien abortada por el guante de Javi Varas. El portero del Real Valladolid es un prodigio de reflejos.

MÁS FOTOS

  • Real Valladolid 0-0 Real Betis

Bergdich, siempre un espíritu libre sobre el césped, comenzó a aparecer por el centro y, en una de sus internadas, burló a los centrales béticos, se plantó ante Adán, le tiró el sombrero y cayó arrollado por el portero del Betis. El colegiado no apreció el penalti.

El juego se descontroló por minutos, en medio de un ambiente táctico cada vez más plomizo. Óscar Díaz le robó la cartera a un despistado Jordi Figueras en otra acción solventada por Adán.

Los extremos de los dos equipos intercambiaron las bandas y solo los errores dejaron ver algunas oportunidades. Por ejemplo, un centro de Molinero abortado por un atento Valiente. O, en el área del Betis, la mejor ocasión de toda la primera parte. Alfaro apareció después de muchos minutos sin protagonismo para filtrar un pase a Óscar. El mediapunta blanquivioleta ejecutó bien el disparo, pero Adán respondió mejor y su guante envió el balón a córner. El Real Valladolid se animó en los últimos minutos antes del descanso, con dos disparos de Timor y un remate de Óscar Díaz al que llegó Jordi Figueras.

El equipo de Rubi salió huracanado tras el paso por vestuarios. Leão volvió a probar el disparo lejano, una de sus especialidades ofensivas, y Bergdich buscó las punciones en su vuelta a la orilla izquierda. En el Betis, Julio Velázquez alteró el sistema bético con un movimiento de piezas. Matilla se incorporó al ataque junto a Rubén Castro y N'Diaye se mantuvo en la telaraña del centro del campo, pero luego retiró al senegalés y dio entrada a Jorge Molina en busca de más pólvora arriba. El Real Valladolid cargó el juego por la izquierda, con el eléctrico Bergdich, y Óscar González buscó a su tocayo en la delantera y todos los huecos posibles.

El mediapunta salmantino rompió el espacio entre Molinero y Perquis para plantarse ante Adán. Figueras corrigió los errores de sus compañeros, pero el partido se abrió mucho, con un ritmo vivo y más atrevimiento.

Después de casi 20 minutos agazapado en su campo, el Betis también se animó a acercarse al área rival, en un partido muy diferente al de la primera parte. Los laterales del Real Valladolid se incorporaron al ataque, Leão se asoció con Óscar, que cayó en el área con estrépito, y Alfaro también recibió una tarascada cerca de Adán que el árbitro consideró legal.

Todos los candados saltaron por los aires y los balones llovieron sobre las dos porterías. Las entradas al campo de Mojica y Omar en el Real Valladolid buscaron avivar aún más el partido. Óscar Díaz no pudo rematar tras recibir un telegrama de Óscar y Matilla salvó otra clara ocasión blanquivioleta en los momentos de más incertidumbre. Pero el marcador no se movió. El Real Valladolid suma otro punto que le mantiene en la cima de una tabla clasificatoria cada vez más poblada.

directo