Real Valladolid

Un velocista en la banda izquierda

Mojica se escapa de David Concha durante el Real Valladolid-Racing de la tercera jornada. G. Villamil
Mojica se escapa de David Concha durante el Real Valladolid-Racing de la tercera jornada. G. Villamil
  • Johan Mojica, capaz de bajar de once segundos en los cien metros, agradece la confianza de Rubi

Johan Mojica pudo ser un atleta especializado en pruebas de 100 y 200 metros, pero prefirió volar por el césped en lugar de hacerlo sobre el tartán. Como velocista, asegura que llegó a completar el hectómetro en 10.90 segundos (lo contó en ‘Marca’ en 2013) y ahora los rivales sufren para detener a este colombiano de 22 años, que va fogueándose con la camiseta del Real Valladolid en Segunda antes de cumplir su periodo de cesión y volver al Rayo. Mojica siempre fue una bala. Ya en el Deportivo Cali, de la mano de Leonel Álvarez, cambió su rol de lateral izquierdo por el de volante imparable. El pasado sábado, en Soria, el Numancia sufrió sus aceleraciones y Mojica brilló como extremo zurdo titular. Él se encargó de asistir a Zakarya Bergdich en el tanto de la victoria blanquivioleta.

«Al míster le gusta que explote mis cualidades. Es lo que me pide. Y a los compañeros también les gusta aprovechar esa virtud mía para llegar más a la línea de gol. Lo hago para beneficio del equipo y para el crecimiento personal. Se vio ante el Numancia con el pase de gol que le di a Bergdich y los que busqué para mis compañeros», explica Mojica.

Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ se había guardado la carta del explosivo colombiano para alterar el ritmo de algunos partidos en las segundas partes. Hasta el choque ante el Numancia, el técnico del Real Valladolid solo le había concedido la titularidad en la tercera jornada frente al Racing de Santander, aunque entonces apareció en el once como lateral izquierdo con mucha proyección. Después se quedó sin minutos en dos partidos (Alcorcón y Tenerife) antes de volver a ser utilizado como recambio. En Soria, Mojica resultó decisivo para que su amigo Zak siguiera explotando su nuevo papel de goleador blanquivioleta. «Bergdich y yo tenemos una buena amistad. El hombre está contento y yo también por haber participado para que él vuelva a marcar y lleve ya dos goles seguidos».

La titularidad como extremo le sirve a Mojica para reivindicarse como futbolista punzante y velocísimo. «Esto es parte del proceso», señala. «Yo siempre aprovecho la oportunidad, así juegue uno, tres o cinco minutos. Frente al Numancia me tocó hacerlo todo el partido. Estoy agradecido al míster, el cuerpo técnico y a los compañeros por la confianza que me han dado. Esto es lo que necesitaba».