Real Valladolid

real valladolid

«Los árbitros no nos respetan fuera de casa», dice Braulio

Braulio Vázquez, en su despacho de Zorrilla junto a una foto del estadio, en una imagen del pasado verano.
Braulio Vázquez, en su despacho de Zorrilla junto a una foto del estadio, en una imagen del pasado verano. / Henar Sastre
  • El director deportivo mantiene una confianza «máxima» en Rubi y en sus ayudantes:«No se trata de un tópico»

La última derrota del Real Valladolid en Pamplona ha vuelto a abrir las heridas en Zorrilla. El conjunto blanquivioleta no pudo remontar ante un Osasuna en inferioridad desde el minuto 51 y Braulio Vázquez trata de desentrañar las causas del bache en el que sigue inmerso el equipo. El director deportivo observa muchos factores negativos, algunos exógenos. Por ejemplo, las decisiones arbitrales. «Nos anularon un gol en Lugo y nos anularon un gol el domingo», dice Braulio, en referencia al tanto que marcó Óscar Díaz en el Ángel Carro en la segunda jornada (anulado por fuera de juego) y a la diana que logró Zakarya Bergdich en El Sadar (anulada por una supuesta falta en el minuto 2). «No quiero recurrir al tema arbitral, pero es verdad que fuera de casa los árbitros no nos están respetando mucho. Las como son. Llevo cinco años en direcciones deportivas y nunca había visto un gol anulado como el del domingo. No entiendo la decisión. Ni yo ni toda la gente que tenía alrededor sabíamos qué había pitado», señala el máximo responsable deportivo del Real Valladolid.

El extremo colombiano Johan Mojica declaró a Canal + en el descanso del partido que el colegiado del choque, Munuera Montero, anuló la acción por una falta previa de Bergdich, algo que nadie vio. La otra posibilidad pasaba por una falta del propio Mojica en su pugna por llegar al remate.

Braulio anda descontento con las actuaciones de los árbitros, pero también señala que «más allá de eso, hay que hacer autocrítica».

«Es evidente que últimamente no estamos sacando resultados. En algunos partidos, no lo hemos merecido y en los que sí lo merecimos, el resultado no fue justo con nosotros. Fuimos muy superiores a Osasuna en la primera parte. En la segunda estuvimos peor. Hemos fallado goles, pero cuando los metemos, nos los quitan. Así es muy difícil».

Braulio Vázquez no quiere «reprochar» nada a la plantilla tras la última derrota en Pamplona (2-1). «Al final, creo que el equipo trata de mantenerse fiel a la misma línea de cuando éramos líderes hace unas jornadas. Prefiero tomarme esto como un bache que van a tener todos los equipos».

La segunda parte del choque en Butarque en Leganés y la primera mitad del enfrentamiento con el Mirandés en Anduva dejaron mal sabor de boca a Braulio Vázquez. «Yo no incluiría este último partido de Pamplona en el mismo saco», expone.

Así como las dinámicas positivas impulsan a los equipos, las rachas negativas amenazan con perpetuar la situación en un bucle interminable de dudas. El director deportivo blanquivioleta quiere pasar página rápidamente:«Vamos a pensar solo en la situación positiva», dice. «Vamos a esperar que el equipo logre los tres puntos que quedan antes de Navidad. Esperemos que todo mejore ahora que vuelve Jesús [Rueda], que vuelve Marc [Valiente], y con la reincorporación de Alfaro en Navidad, más los refuerzos que puedan venir».

Un bache previsto

Las lesiones de larga duración de Roger Martí y Alejandro Alfaro han privado al Real Valladolid de dos jugadores clave. Braulio ya intuyó entonces que el equipo se exponía a una bache. «Uno de los objetivos cuando se lesionaron pasaba, sobre todo, por no descolgarnos. Ahora no sacamos resultados positivos y seguimos cerca. Sí, pensaba que podía pasar esto. Los primeros partidos superamos con nota la ausencia de Roger. Ahora hemos pegado el bajón y se nos queda mal cuerpo. Si hubiera sido al revés, la gente estaría más ilusionada».

Braulio sigue escudriñando el mercado para incorporar refuerzos. El trabajo cristalizará pronto. «Creo que llegarán dos fichajes. Si hay alguna salida, puede llegar alguno más. Cuando antes vengan, mejor, pero si tengo que esperar una semana para traer un futbolista mejor, lo haré. En cualquier caso, si puedo, me gustaría no apurar hasta el cierre de mercado. Tenemos dinero para refuerzos. Si lo hubiéramos gastado en junio, no podríamos fichar. Ya dije que algunos jugadores dirían ‘no’ en verano y ahora podrán venir».

Jonathan Pereira, cedido en el Rayo por el Villarreal, aparece como una de las opciones para reforzar el ataque, según anunció Radio Marca la pasada semana. «No voy a hablar de ningún nombre en particular», señala Braulio. «Puede haber muchos. He llamado a muchas puertas. Algunas se abrirán y otras no».

El mercado invernal puede suponer la marcha de jugadores que actualmente militan en la plantilla blanquivioleta. El portero Dani Hernández está en el punto de mira del Tenerife, pero el Valladolid no permitirá su marcha fácilmente. «Es cierto, el Tenerife se ha interesado en él, pero si no encontramos un jugador que nos dé garantías, seguirá aquí. El problema lo tienen ellos, no nosotros».

Otros futbolistas pueden salir, incluso «los que están jugando minutos». «Son situaciones que no dependen de mí», alerta Braulio, «sino de cómo se mueva el mercado».

«Que aparezcan los buenos»

El director deportivo ve a Las Palmas como el «máximo favorito al ascenso directo». «Desde el principio, es el equipo que más me gusta, además del Real Valladolid. Cuentan con un buen bloque y buenas individualidades. Nosotros, en teoría, también tenemos buenos jugadores. Ahora falta que estos jugadores aparezcan más a menudo», desliza Braulio.

Otra pregunta surge siempre en situaciones de malos resultados: ¿corre riesgo el técnico? «Creo que esa pregunta no toca ahora. La confianza que tenemos en el entrenador y en el cuerpo técnico es máxima. No se trata de un tópico. Estamos contentos con él. El equipo ha notado la ausencia de jugadores muy importantes y eso no es culpa suya. A día de hoy, creemos mucho tanto en él como en sus ayudantes».