Real Valladolid

real valladolid

Lío por Saúl García

Saúl García, el pasado 30 de diciembre, después de anunciarse su traspaso al Deportivo de La Coruña.
Saúl García, el pasado 30 de diciembre, después de anunciarse su traspaso al Deportivo de La Coruña. / Celedonio.
  • El club blanquivioleta estudia demandar al lateral izquierdo del Racing por duplicidad de contratos, al firmar recientemente con el Real Valladolid y con el Deportivo de La Coruña

El pasado 29 de diciembre de 2014, una noticia sobresaltó al Real Valladolid. El Racing de Santander anunció el traspaso de Saúl García Cabrero, lateral izquierdo cántabro de 20 años, al Deportivo de La Coruña hasta el año 2019. La operación incluía la cesión de Saúl al Racing durante la actual temporada y su incorporación efectiva al club coruñés a partir del próximo verano. El defensa viajó a La Coruña y posó con la camiseta del Dépor. En Zorrilla no daban crédito a lo sucedido. El club blanquivioleta tenía rubricado un compromiso con el jugador para su llegada en propiedad a la entidad blanquivioleta, igualmente para la próxima campaña. Ayer, la Cadena Cope divulgó todo el embrollo: el club blanquivioleta estudia demandar a Saúl por una posible duplicidad de contratos.

Tras la información de la emisora radiofónica, el Real Valladolid mantuvo un perfil bajo. La versión oficial, transmitida por el portavoz del club, Mariano Mancebo, después de consultar con el presidente, Carlos Suárez, aclaró poco. «No hay nada que decir. Saúl es un jugador con contrato en vigor con otro club y no hablamos de futbolistas que pertenecen a otras entidades», señaló el portavoz blanquivioleta, autorizado por el presidente.

La información de Cope Valladolid señala la existencia de un compromiso firme, con fecha de 5 de enero de 2015, rubricado por el futbolista, para su llegada al Real Valladolid como jugador en propiedad a partir del próximo 1 de julio. Los documentos firmados están en posesión del club blanquivioleta y, ahora, los abogados manejan la idea de demandar a Saúl García, que puede enfrentarse a un periodo de inhabilitación y al pago de una indemnización al Real Valladolid por duplicidad de contratos, algo que ya sucedió con Diego Barreto. En este caso, el guardameta paraguayo fue condenado a abonar 1,7 millones al club vallisoletano y a un periodo de cuatro meses sin jugar.

El Deportivo anunció el fichaje de Saúl García el pasado 29 de diciembre como primer refuerzo para la temporada 2015-2016. El club gallego evitó utilizar el término traspaso en su comunicado («Saúl se ha convertido este mediodía en nuevo jugador del Real Club Deportivo...», publicó la web oficial), aunque la entidad santanderina sí recurrió a esa fórmula: «El Racing y el Deportivo han firmado un acuerdo, en la jornada de hoy, para el traspaso del futbolista Saúl García». La operación se presentó como un acuerdo entre clubes, del que se beneficiaban las dos entidades. El Dépor se hacía con los servicios del prometedor jugador y el Racing podría contar con él hasta el próximo mes de junio, al tiempo que cobraba una cantidad (no desvelada) por el traspaso.

El martes 30 de diciembre, el futbolista efectuó unas declaraciones recogidas por la web del Racing. «Para mí fue determinante que la entidad recibiera compensación económica porque yo llevo 11 años defendiendo esta camiseta [en categorías inferiores] y debo mucho a la institución».

El problema para el Real Valladolid radica en las fechas. El artículo 143.2 del Reglamento General de la Real Federación Española de Fútbol señala lo siguiente. «Todo futbolista profesional es libre de suscribir contrato con otro club distinto al que pertenece, si el contrato con éste vence dentro del plazo de seis meses; el que no respetare dicho plazo incurrirá en responsabilidad disciplinaria». Esto supone que el Real Valladolid no podía firmar un contrato con Saúl García antes del 1 de enero de 2015 sin negociar con el Racing. El acuerdo previo con el futbolista es anterior a esa fecha, aunque el documento rubricado tiene fecha del pasado 5 de enero.

El Real Valladolid parece decidido a defender el acuerdo con Saúl García en los tribunales deportivos. En ese caso, todas las partes tendrían que explicar por qué existe un contrato firmado, fechado con posterioridad al anuncio público de su compromiso con el Deportivo de LaCoruña, que reportaría menos ingresos al futbolista que el acuerdo alcanzado con los gallegos a finales de diciembre.