Real Valladolid

Rubi: «Una afición ilusionada ayuda a ganar partidos»

Rubi: «Una afición ilusionada ayuda a ganar partidos»
/ Morell-Efe
  • El técnico pide «unión máxima a todos» de aquí al final de temporada

El Sporting visita Zorrilla este sábado (18:00 horas) y a nadie se le escapa la trascendencia del choque entre dos de los equipos que se disputan el ascenso directo a Primera División. El conjunto gijonés llegará acompañado de un nutrido grupo de seguidores (más de dos mil) y Joan Francesc Ferrer 'Rubi' espera que la afición pucelana también se vuelque con el Real Valladolid. "De aquí a final de temporada, todos tenemos que estar unidos. Hago un llamamiento a ayudar al máximo al equipo, pero no solo se lo pido a la afición: se lo pido también a mis futbolistas, a los utilleros, al cuerpo médico, a la prensa... Que estemos todos súper unidos para lo que queda. Con nuestros aciertos y nuestros errores, todos tenemos que empujar. La afición ayuda mucho a ganar partidos cuando está ilusionada. Sé que a veces no les damos lo que quieren, pero les pido que nos lo perdonen un poquito y que nos ayuden a empujar en los nueve partidos de Liga que nos quedan en casa", ha solicitado el entrenador del Real Valladolid este jueves.

El Sporting aún no ha perdido ningún choque fuera de El Molinón y solo ha cosechado una derrota en su estadio en Liga, un dato que lleva a Rubi a elogiar al equipo asturiano. "Hay que sacarse el sombrero, porque perder solo un partido de 26 es espectacular. Para nosotros, supone una oportunidad, no es un temor. Queremos ser el primer equipo que le gane por primera vez fuera de casa en Liga".

Rubi no sabe aún si podrá contar con el colombiano Johan Mojica, el jugador más determinante del Real Valladolid. Este jueves, el extremo izquierdo únicamente ha efectuado una parte del entrenamiento. "Sigue teniendo un punto de dolor. Este viernes veremos cómo está. Hay que reconocer que la temporada que está haciendo Mojica es muy buena y marca las diferencias. Cuando está bien, es uno de los mejores jugadores de la categoría. Debemos intentar que su ausencia no se note, pero a veces se nota", ha admitido el técnico.

El Sporting aparece como un equipo de "muchísima intensidad" en el análisis de Rubi. "Cuenta con jugadores que destacan a nivel individual y es un conjunto muy organizado colectivamente. Además, tiene un hecho diferencial con los saques de banda: ha marcado cinco goles de esa manera, un dato espectacular. Hay que elogiar al Sporting, pero no tenerle miedo, ni mucho menos".

Rubi tampoco podrá contar con el sancionado Jonathan Pereira, salvo que los comités le retiren finalmente una de las dos amarillas que recibió en Tenerife, algo poco probable. Eso puede llevar a cambiar el esquema, pero no la idea primigenia. "Queremos imponer nuestra forma de jugar. Nos adaptaremos a las características de los jugadores que tengamos sobre el campo. Si se trata de un futbolista que no rompe tanto al espacio, que llegue más al pie, quiero que el equipo lo tenga trabajado. Pero lo que busco es que el equipo muestre personalidad y juegue al fútbol. Eso es lo que más daño le puede hacer al Sporting".

El técnico blanquivioleta no podrá dirigir el partido desde la banda, ya que tendrá que cumplir el primero de los dos partidos de sanción tras ser expulsado en Tenerife. "Respeto las normas, que son igual para todos, pero encuentro exageradísimo que un entrenador esté dos partidos sin sentarse en el banquillo por unas palabras. Será el segundo entrenador [Jaume Torras] el que dirija el partido. Nos vamos a comunicar de varias formas, pero quiero que él esté tranquilo y concentrado, que tenga su propia lectura del partido. Yo le haré llegar la información justa como una ayuda más. No estará esperando a ver lo que le digo para ver qué hace. Él tendrá la libertad para tocar al equipo si ve alguna cosa".