Real Valladolid

Rubi: «Si recuperamos la moral, acabaremos muy bien»

vídeo

/ Gabriel Villamil

  • El técnico no considera el choque ante el Mirandés un ultimátum para él ni para el equipo

Joan Francesc Ferrer 'Rubi' solo tiene un objetivo ahora mismo: ganar este sábado al Mirandés (José Zorrilla, 18:15 horas). Después de tres derrotas consecutivas, el Real Valladolid está obligado a reaccionar. "Hay muchas ganas de revertir la situación. Tres derrotas seguidas es un palo muy duro y todos somos conscientes. Nuestra meta es pensar solo en el Mirandés, sacar este partido adelante y ver las cosas desde otra perspectiva. Los equipos pasan en dos o tres semanas de tener la moral muy baja a tenerla muy alta. Si nuestro equipo vuelve a tener la moral alta, estoy convencido de que va a acabar muy bien", ha señalado el entrenador blanquivioleta este jueves.

Rubi quiere que el equipo demuestre "personalidad". "En los partidos nos cuesta mostrar los galones al rival. Nos quedan diez jornadas y tenemos que hacerlo".

El técnico no considera este choque un ultimátum para él ni para el equipo. "No, para mí no y para el equipo tampoco. Para el ascenso, diría solo en lo que se refiere a las dos primeras plazas. Perder este partido sería un palo demasiado duro para el segundo puesto. No dejaríamos de pelearlo, pero nos haría ser realistas porque la distancia sería grande".

Los jugadores mantienen la idea de luchar por el ascenso directo "a día de hoy". "Hace simplemente dos semanas estábamos a dos puntos del primero. Por lo tanto, si hacemos bien las cosas, nos podemos poner pronto muy cerquita. Si sacamos nuestros partidos, tendremos la posibilidad de pelear de nuevo por la segunda plaza, que ahora está un poco lejos".

Rubi considera que el choque ante el Mirandés será "un partido que no va a tener calma". "No es un rival que se ponga detrás y tú puedas madurar la jugada y estar mínimamente tranquilo. Será un partido de ida y vuelta desde el inicio, salvo que el rival plantee una cosa diferente. Si juegan como siempre, irán a por el partido. Eso hará que sea un choque dinámico y debemos estar listos en el plano defensivo. Nos penalizaría empezar perdiendo porque generaría dudas".

El entrenador del Real Valladolid entiende "cualquier tipo de crítica y de enfado". "Hasta puedo compartir alguna opinión. Sin embargo, creo que el día del Albacete fuimos un pelín injustos con el equipo, no digo el público, sino en general. Llevábamos ocho partidos sin encajar un gol en casa y estábamos a dos puntos del primero. Fue una situación dura, pero ahora la asumimos, la entendemos y tenemos la experiencia de haberla vivido. Eso nos hace más fuertes".

Rubi explica que "los jugadores lo están pasando mal" con la crisis de resultados que atraviesa el equipo. "Pensábamos que en esta jornada estaríamos mejor colocados. Aunque nos costaba ganar fuera, había días buenos en casa. Ahora estamos en una dinámica en la que ninguno de los tres últimos partidos ha sido bueno. Los futbolistas me han manifestado que les duele".

El entrenador del Real Valladolid ha reconocido que Álvaro Rubio podría haber participado en los últimos choques, algo que no ha sucedido por decisiones puramente tácticas. "Estoy de acuerdo. Álvaro Rubio salió del equipo ganando. Nosotros analizamos estas cosas, pero he querido apostar por el doble pivote con André Leao y Timor, porque también les veía muy bien. Álvaro también podría haber participado".

Para Rubi, el equipo no sufre problemas de mal estado físico. "No somos un equipo explosivo, excepto dos o tres jugadores. Somos un equipo de ir haciendo. Miramos los números y somos el sexto o séptimo equipo que más corre de media por partido en la Liga. No creo que sea un asunto físico. Se trata de ganar un partido, reactivar la moral de todo el mundo y volver a ganar otro. Así pasaríamos en dos o tres semanas de un estado de ánimo flojo a un estado de ánimo muy superior al que teníamos antes. Con el equipo que tenemos ahora, es una cuestión anímica. Si la recuperamos, seguro que ganaremos partidos".

Temas