Real Valladolid

real valladolid

Los números reflejan baja intensidad

Leão salta por encima de Mario Ortiz, del Albacete, en el choque disputado por el Real Valladolid hace dos jornadas.
Leão salta por encima de Mario Ortiz, del Albacete, en el choque disputado por el Real Valladolid hace dos jornadas. / Gabriel Villamil
  • El Real Valladolid es el equipo de Segunda que menos balones divididos gana sobre el césped

La intensidad en el fútbol puede ser un concepto algo etéreo y, sin embargo, las estadísticas ayudan a plasmar la falta de vehemencia con la que se emplean determinados equipos. Por ejemplo, el Real Valladolid. Jorge Escorial, periodista de la Cadena Ser, aportó un dato el pasado martes: el Pucela es el equipo que menos balones divididos gana de toda la Segunda División. Los números, compilados por la empresa especializada Opta Sports, refrendan y amplían la aseveración de Escorial. El conjunto de Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ pierde más duelos de los que gana en acciones individuales sobre el césped y es el peor de toda la Segunda División en este apartado.

Opta Sports define el concepto de ‘duelo’ como la «disputa al 50% entre dos futbolistas de equipos diferentes durante un partido». De esta manera, por cada duelo ganado, se produce un duelo perdido. Los márgenes porcentuales en la actual Liga Adelante se mueven entre el 52,8% del equipo que más balones se lleva en este tipo de acciones (la Ponferradina)y el 48,2% del conjunto que menos balones divididos obtiene (el Real Valladolid).

Los porcentajes indican la propensión de un equipo a ganar o perder pelotas divididas. Muchas veces se trata de meter o no meter la pierna, de saltar más o menos, de anticiparse al rival en el momento clave. En suma, de demostrar más o menos intensidad.

Los jugadores del Real Valladolid han ganado 1.721 de los duelos que han disputado (la cifra más baja de toda la Segunda División) y han perdido 1.847. La suma arroja otro dato: con un total de 3.568 acciones divididas, el conjunto blanquivioleta es el segundo que menos balones divididos pelea sobre el campo. Solo el Lugo, con 3.213 duelos totales (los ganados más los perdidos), presenta un número más bajo que el equipo que entrena Rubi. Esto puede deberse a posesiones largas o acierto a la hora de mover el balón. El Real Valladolid es la escuadra más segura en sus envíos. El 75,6% de los pases del equipo blanquivioleta llega a su destinatario, un porcentaje solo superado por el Barcelona B (81,4%) y Lugo (80,2%).

El Mirandés, próximo rival de los vallisoletanos, aparece como el equipo que más balones divididos ha disputado en 31 jornadas: 4.496. El conjunto burgalés ha ganado muchas posesiones en este tipo de jugadas (2.190), pero también ha perdido un gran número de acciones (2.306). Esto supone un 48,7% de éxito.

Otro aspecto estadístico que puede medir la intensidad se refleja en las ‘entradas’, lo que en inglés se denomina ‘tackle’ y que define una acción a ras de césped con la intención de despojar al rival de la posesión. Hay ‘entradas ganadas’ (el balón cambia de bando o sale fuera del campo y el peligro queda abortado) y ‘entradas perdidas’ (la pelota sale rebotada, pero sigue en los pies de los rivales). ElReal Valladolid no se distingue por este tipo de jugadas: ha efectuado un total de 521 entradas, de las cuales ha ganado 390 y ha perdido 131. Solo el Numancia ha utilizado menos ‘tackles’ en Segunda hasta la fecha: 497. El líder Betis suma 626 entradas al pie. El Girona, 658. El Sporting, 654. Y Las Palmas, 628. Estos cuatro equipos superan actualmente al Real Valladolid en la tabla y, si nos atenemos a los fríos datos, también en intensidad.