Real Valladolid

Rubi quiere dar «un golpe sobre la mesa» en Las Palmas

vídeo

/ Gabriel Villamil

  • El técnico blanquivioleta espera que su equipo vuelva a ser temible fuera de casa

Real Valladolid y Las Palmas se disputan este domingo en el estadio de Gran Canaria (12:00 horas) gran parte de sus opciones de seguir vivos en la lucha por el ascenso directo. "Va a ser un partido fundamental para pelear por la segunda plaza", corrobora Joan Francesc Ferrer 'Rubi', técnico blanquivioleta. "No sé si será la última oportunidad, porque no sé qué harán los que están por delante, pero es importante ganar. Si hubiéramos vencido al Sabadell, ahora estaríamos hablando que no sería tan malo un empate en Las Palmas. Vamos a intentar que sea al revés tras el empate frente al Sabadell y ganemos allí".

Para Rubi, el Real Valladolid necesita "hacer algo" para espantar la mala racha fuera de Zorrilla y convertirse de nuevo en un equipo temible. "Desde Zaragoza no hemos hecho un partido en el que el equipo haya dado un golpe encima de la mesa".

El conjunto blanquivioleta llega a este choque en "mejor" estado que hace dos semanas, según el entrenador. "Hemos mejorado aspectos del juego. Sabemos que es complicado porque el rival tiene muy buenos argumentos también. Tenemos que ir valientes, a ganar el partido y sin ningún tipo de miedo".

Si el Real Valladolid consigue llegar con ventaja al descanso, los números señalan que tiene muchas opciones de ganar el partido. "De 18 partidos que hemos llegado ganando al descanso, hemos ganado 17. Es una barbaridad. Nadie se acerca a esos números. El otro dato es que si no llegamos ganando al descanso, el equipo en las segundas partes no ha conseguido sacar nunca el partido. Este dato nos ha penalizado. No estoy contento con el equipo fuera de casa. Hemos merecido poco en los últimos cuatro partidos a domicilio. Nos penalizan mucho los seis empates a cero, ya que cinco merecimos ganarlos".

Rubi espera cambiar la dinámica a domicilio y para eso solo existe una opción: "ganar un partido". "Estamos convencidos de que podemos hacerlo y, a partir de ahí, debemos creernos que fuera de casa podemos ser tan temibles como hemos sido durante gran parte de la temporada. Una victoria nos dará mucha fuerza".