Real Valladolid

liga adelante

La medular mutante del Real Valladolid

  • Rubi ha empleado siete combinaciones diferentes de mediocentros titulares durante la temporada, y solo la pareja Álvaro Rubio-David Timor presenta pleno de victorias

El centro del campo determina la identidad de un equipo: toque, músculo, creación, destrucción. Como en otras líneas, Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ ha hecho diferentes pruebas para lograr la alquimia deseada. Las combinaciones se suceden: desde la pareja Leão-Sastre que estrenó el campeonato ante el Mallorca, al dúo Rueda-Timor alineado en Las Palmas el domingo, el técnico blanquivioleta ha moldeado hasta siete columnas vertebrales.

La pareja más utilizada (15 partidos) esta campaña la conforman André Leão y David Timor. Rubi juntó por primera vez como titulares al valenciano y al portugués en la cuarta jornada. Timor comenzó como suplente en el siguiente choque frente al Tenerife, donde Rubio y Leão llevaron la manija central, algo que ya había sucedido en la tercera jornada frente al Racing (victoria por 3-1). Contra los canarios, Timor apareció como suplente para marcar un libre directo que ayudó a cimentar la victoria blanquivioleta. A partir de ese momento, comenzó a consolidarse el dueto. Con la sociedad luso-valenciana al mando, el Real Valladolid sumó tres empates y una victoria en los cuatro choques siguientes.

El atasco ante la Ponferradina en Zorrilla (0-0, novena jornada) llevó a Rubi a ejecutar una nueva variacion ante el Albacete:Leão se quedó en la banca y Rubio entró junto Timor. El Valladolid empezó mal, brilló mucho durante algunas fases, se puso 1-4 y acabó pidiendo la hora para ganar por 3-4. En los últimos 23 minutos, Sastre reforzó el centro del campo junto a Rubio y Timor.

Aquel día, la pareja titular Rubio-Timor se anotó su primera victoria. El entrenador no volvió a utilizarla de inicio hasta diez jornadas más tarde, también con resultado triunfal (2-0 frente al Alavés en Zorrilla).

A partir del undécimo partido liguero, Rubi alternó entre las duplas Leão-Sastre y Leão-Timor. Después de cuatro partidos sin ganar, el Real Valladolid se impuso al Recreativo por 1-0 en Zorrilla con el portugués y el valenciano. La sanción de Timor impidió repetir en Pamplona, donde apareció Rubio junto a Leão (derrota por 2-1 ante un Osasuna en inferioridad durante toda la segunda parte).

Rubi ejecutó a continuación un cambio de calado en la titularidad ya ensayado en las segundas partes de algunos partidos: el sistema viró hacia un 4-3-3, con Leão, Rubio y Timor como trébol en la línea central. El resultado fue apoteósico:victoria por 7-0 frente a un sorprendido Barça B. El esquema se mantuvo en Zaragoza con muy buenos resultados (triunfo por 0-2). Una sanción a Leão llevó a Rubi a volver al 4-2-3-1, con Rubio y Timor, y la reseñada segunda victoria de la pareja frente al Alavés.

La recuperación del 4-3-3 acabó en fiasco en Palamós (derrota ante el Llagostera por 2-0) y el entrenador apostó por Leão y Timor en los siguientes cinco partidos (tres victorias, un empate, una derrota). Rubio, Leão y Timor volvieron a ocupar la titularidad en un 4-3-3 con goleadas a favor (3-0 ante el Sporting; 4-0 frente al Numancia), pero también en contra (4-0 ante el Betis en Sevilla).

En la trigésima jornada, Rubi acometió otro experimento. Relegó a Rubio al banquillo y conformó un terceto con Sastre, Leão y Timor que no cuajó:la Ponferradina ganó por 2-0. Ha sido el último partido hasta la fecha con el 4-3-3 inicial. Leão y Timor fueron titulares en las derrotas ante Albacete (0-1) y Girona (2-1). Ante el Mirandés, volvió Rubio, por tercera vez como acompañante de Timor y el equipo volvió a ganar, como había sucedido con esta pareja en Albacete y ante el Alavés. Leão suplió a Timor contra el Sabadell (0-0), en un choque en el que el portugués resultó expulsado. Eso llevó a Rubi a una séptima variante en el choque ante Las Palmas: la presencia de Jesús Rueda junto a Timor.

De todas las combinaciones empleadas hasta ahora solo una, la formada por Rubio y Timor, presenta pleno de triunfos. Sin embargo, es la tercera menos utilizada por Rubi. Además, el Real Valladolid ha ganado nueve de los 13 partidos en los que Álvaro Rubio ha sido titular.