Real Valladolid

Alejandro Alfaro vuelve con brillo

  • El extremo onubense dejó muestras de su calidad tras casi ocho meses parado

¿Cómo habría sido la temporada del Real Valladolid si dos puntales como Roger Martí y Alejandro Alfaro no hubiesen sufrido lesiones de gravedad? Posiblemente, muy distinta, porque la baja de Roger abrió un boquete en la posición de ‘nueve’ que no se solucionó hasta su recuperación y, en la banda derecha del ataque, la pérdida de Alfaro solo pudo ser compensada tras la llegada de Hernán Pérez en invierno. Ayer, Alejandro Alfaro puso fin a un calvario que comenzó el 5 de octubre de 2014 tras recibir un golpe durante el choque ante el Real Betis. La herida de su ausencia ha sanado y no solo de manera metafórica. Ante el Alavés demostró que puede aportar en el inminente ‘play-off’ que enfrentará al equipo blanquivioleta con Las Palmas.

más información

  • Victoria del Real Valladolid antes del 'play-off'

  • Alavés 0 - 2 Real Valladolid

  • Así te hemos contado el partido

Casi ocho meses después de sufrir un corte en el tobillo que tardó una eternidad en cicatrizar, el extremo onubense saltó ayer al césped de Mendizorroza para ocupar el puesto de Óscar Díaz. Corría el minuto 67 y Alfaro brujuleó por la banda izquierda desde el primer momento. No tardó en tocar la pelota: en menos de un minuto ya había dado dos pases buenos a sus compañeros junto a la línea de cal, mostrando en un par de toques la calidad que atesora.

Alfaro se mostró participativo y seguro. Fue el segundo cambio de Rubi durante el choque de ayer y ayudó a cimentar la victoria blanquivioleta. Solo en el minuto 68 ejecutó un pase erróneo, un envío hacia atrás que no tuvo éxito. Alfaro también se empleó en tareas defensivas: cometió su única falta del choque para frenar una internada de Despotovic en la zona de tres cuartos del Alavés y, además, interceptó limpiamente un balón. Alfaro intentó desbordar, no llegó a completar un par de regates, pero pudo marcar en el minuto 75, cuando recibió una acertada asistencia de Omar Ramos, pinchó la pelota en el área de Manu Fernández y acertó a colar la pelota por debajo de las piernas del portero del Alavés. El balón avanzó lentamente hacia la línea de gol, pero Einar llegó para evitar un tanto que habría sido celebrado con gran alborozo por todos los jugadores del Real Valladolid. Alfaro se lamentó tras la jugada, pero siguió trabajando.

Una falta en el centro del campo preludió otra gran acción del recuperado futbolista. En el minuto 86 apareció en la demarcación de mediapunta para telegrafiar un pase a Roger, que irrumpió por la izquierda y soltó un disparo cruzado que salió por la izquierda de la portería del Alavés. Alfaro siguió activo, con dos pases buenos en cada una de las bandas del terreno de juego.

Si la idea de Rubi se mantiene, Alejandro Alfaro será titular en la última jornada frente al Llagostera, un partido intrascendente, pero que le servirá para sumar más minutos de competición. Quién sabe cuál será luego su papel en la promoción. Tal vez el fútbol le devuelva en forma de éxitos lo que una herida mal curada le ha robado durante casi ocho meses...