Real Valladolid

Proceso concursal

El Real Valladolid pagará 828.000 euros a sus acreedores la próxima semana

Carlos Suárez, entre los directivos Álvaro Ruiz de Alda y Jacobo de Salas, en diciembre de 2011, cuando anunció el concurso.
Carlos Suárez, entre los directivos Álvaro Ruiz de Alda y Jacobo de Salas, en diciembre de 2011, cuando anunció el concurso. / Miguel Ángel Santos.
  • La entidad abonará las cantidades previstas a los demandantes con créditos inferiores a 250.000 euros y que se acogieron a la quita del 80%

El plazo de espera para centenares de acreedores del Real Valladolid toca a su fin. Después de dos años y medio de proceso concursal, y de otro año de espera tras la finalización del concurso el pasado verano, los demandantes que mantenían créditos inferiores a los 250.000 euros con el club blanquivioleta y que se acogieron a una quita del 80% recibirán la próxima semana en sus cuentas corrientes las cantidades previstas. El Real Valladolid debía abonar a estos primeros acreedores un total de 1.015.000 euros, pero una parte de esta cuantía ya ha sido desembolsada, por lo que liberará ahora 828.000 euros para afrontar los compromisos adquiridos y zanjar las deudas con este primer grupo de demandantes. El plazo límite para abonar este plazo expira el próximo 30 de junio, pero el club no prevé problemas ya que este dinero fue reservado hace meses para evitar problemas. El Real Valladolid está obligado a cumplir el convenio firmado con sus acreedores en enero de 2014 si no quiere verse abocado a la liquidación.

El club blanquivioleta se acogió a la Ley Concursal en diciembre de 2011 para reducir una deuda total de 72,6 millones de euros. Una parte de ese pasivo correspondía a la Agencia Tributaria (44,2 millones)y a la Seguridad Social (1,5 millones), que, por su carácter de deuda privilegiada no admitía quitas, y debía ser abonada tras llegar a acuerdos singulares. A los acreedores ordinarios se les plantearon dos opciones: los que mantenían reclamaciones inferiores a los 250.000 euros podrían acogerse a una quita del 80% y cobrar al contado. En la otra alternativa, obligatoria para los demandantes con créditos superiores a los 250.000 euros, las deudas se pagarían en ocho años con una quita del 70%.

Los primeros acreedores percibirán el dinero la próxima semana y el club zanjará su compromiso con ellos. Los demandantes de más cuantía tendrán que esperar, ya que con el equipo en Segunda el calendario de pagos se dilata. En este segundo supuesto, el convenio contempla que las obligaciones se suspenden si el equipo milita en la categoría de plata, aunque solo durante un máximo de dos años consecutivos. Luego, el Real Valladolid estaría obligado a afrontar los pagos, aunque siguiera en Segunda. La Fundación Municipal de Deportes (FMD) se encuentra en este segundo grupo de acreedores con créditos superiores a los 250.000 euros. El club mantenía una deuda inicial con este organismo público de 522.402.39 euros, pero con la quita del 70% quedó reducida a 156.720,72 euros, que la FMDpercibirá en ocho años, pero no de manera inmediata al estar el club en Segunda División.

Los pagos con la Agencia Tributaria se efectúan con normalidad tras el acuerdo alcanzado el año pasado. Las mensualidades ascienden a 182.167 euros en Segunda y se doblarán con el equipo en Primera (364.335 euros) . El abono anual se divide en diez cuotas, ya que no se contemplan pagos en los meses de julio y agosto, cuando los ingresos del Real Valladolid son menores.