Real Valladolid

real valladolid

Peña: «Debía buscar nuevas motivaciones»

Carlos González Peña toca el balón ante Momo en el choque ante Las Palmas del 26 de abril.
Carlos González Peña toca el balón ante Momo en el choque ante Las Palmas del 26 de abril. / Mykel-LOF
  • El lateral izquierdo pone fin a un lustro en el Real Valladolid y ficha dos años por el Oviedo

Carlos González Peña finalizó ayer su etapa de cinco años como futbolista del Real Valladolid. El Real Oviedo anunció la contratación del lateral izquierdo para las dos próximas temporadas, un reto que Peña afronta con muchas ganas. «Espero aportar allí mi granito de arena, como he hecho en el Real Valladolid. Ya estoy ilusionado, pero quiero empaparme aún más de la ilusión que transmite un club que ha tenido 16.000 socios en Segunda B, una cifra con la que no cuentan muchos equipos de Primera. Ojalá podamos conseguir metas grandes», apuntó. El Real Oviedo ha logrado esta campaña ascender a Segunda División.

El contrato de Peña como blanquivioleta expiraba al final de esta temporada y el futbolista entendió que tocaba cerrar una etapa. «El club sabía mi idea desde el principio. El año pasado recibí alguna propuesta para salir cuando bajamos a Segunda, pero tenía contrato, no pagaban traspaso por mí y no se pudo concretar. Durante este año, mi representante transmitió al club que yo no tenía intención de seguir. Son decisiones que hay que tomar. Creo que se ha acabado un ciclo por mi parte y debía buscar nuevas motivaciones. Cinco años no son demasiados, pero sí son muchos. Debe entrar gente nueva. Me embarco en un proyecto que transmite ilusión y también pelearemos por objetivos ambiciosos. Espero que al Real Valladolid le vayan bien las cosas».

Peña recuerda que en este lustro ha vivido de todo: desde el retorno a Primera División en 2012, a las fallidas eliminatorias de ascenso en 2011 y 2015, pasando por el descenso a Segunda en el verano de 2014, el golpe deportivo que más le dolió. «A nivel personal, estoy satisfecho con el trabajo. Pienso que lo di todo en el tiempo que estuve allí y conté con la confianza de la mayoría de los entrenadores, así que supongo que hice bastantes cosas bien. Ahora se abre una nueva etapa y estoy muy ilusionado».

El lateral izquierdo solo tiene palabras de agradecimiento para la hinchada blanquivioleta, aunque últimamente se han incrementado las voces críticas sobre su juego. «Me he sentido muy bien, respetado y valorado por la afición. Siempre he notado su apoyo cuando he jugado. Está claro que la gente se cansa un poco de las caras, así que siempre viene bien que llegue gente fresca. Tal vez por eso, no se valora igual ahora el trabajo que hace cinco años. Sin embargo, no me he sentido maltratado en ningún momento. Me llevo el cariño de mucha gente de Valladolid. A algunos aficionados les gustará más mi juego y a otros menos, pero cuando lo das todo no se puede reprochar nada y, en ese sentido, creo que la afición no puede decir nada malo de mí. Estoy muy orgulloso de haber pertenecido a este club».

En su despedida como blanquivioleta, Peña tiene palabras de elogio para Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’. «Para mí, ha sido el mejor entrenador que he tenido. Una persona muy preparada profesionalmente con un trato humano fantástico hacia todos los compañeros. Habrá algún día que me haya cambiado o que no me haya puesto, pero no tengo ninguna queja. De todos los entrenadores se aprende y estoy muy agradecido también a los otros técnicos con los que he trabajado en Valladolid. El fútbol es injusto a veces. No siempre se premia el trabajo y la dedicación. Hemos atravesado situaciones que no nos ayudaron, el equipo no dio el nivel en ciertos momentos y no se pudo cumplir el objetivo del ascenso, pero desde luego no fue por falta de dedicación y preparación del entrenador».