Real Valladolid

real valladolid

Camisetas en el circuito rojo

Las nuevas camisetas del Real Valladolid, listas para la venta, la primera de ellas con el logo de la LFP cosido al revés por una anomalía de fábrica.
Las nuevas camisetas del Real Valladolid, listas para la venta, la primera de ellas con el logo de la LFP cosido al revés por una anomalía de fábrica. / El Norte
  • Una inspección en la aduana retrasa la llegada de algunas tallas de la nueva elástica blanquivioleta

  • El Real Valladolid sabía que compartiría diseño con otros clubes que viste Hummel y no reclamará cambios a la firma, como sí ha hecho el Oviedo

Las nuevas camisetas del Real Valladolid viven una peripecia antes de recalar en las tiendas oficiales de Justo Muñoz. El club blanquivioleta presentó las renovadas indumentarias el 21 de julio y anunció que se pondrían a la venta dos días más tarde. Sin embargo, no todas las prendas llegaron a tiempo. Las elásticas de las tallas M y L, las más demandadas, sufrieron un retraso en su distribución y no comenzaron a venderse hasta el 1 de agosto. Las tallas XS de la primera y segunda equipación y la XXL de la segunda aún seguían sin estar disponibles durante la primera semana de agosto.

El Real Valladolid se encontró con un problema que conocen bien los comerciantes que importan productos de China: la aduana de Valencia marcó uno de los contenedores como ‘circuito rojo’ y procedió a su vaciado para una inspección exhaustiva. Esta vez, le tocó a uno de los cargamentos de Hummel, la empresa que surte de material deportivo al Real Valladolid a través de Feeling Store SL, su filial española. «Solo una mínima parte de los contenedores se revisa, pero si eso sucede, te encuentras con un retraso que no tenías previsto. Te puede paralizar incluso de 15 a 20 días», señala Jorge Santiago, el director de operaciones del Real Valladolid.

En las aduanas españolas funciona un código de colores. El verde no supone inspección de ningún tipo. El naranja implica una revisión de los documentos que suele resolverse si los papeles están en orden. El rojo puede implicar el vaciado del contenedor, el escaneo de los productos o la toma de una muestra por parte de un inspector para su análisis, como explica el comerciante Jorge Mora en el blog ‘Importar de China’. El código rojo acarrea un coste económico: «Llevar el contenedor hasta el almacén, descargarlo, cargarlo y volver a llevarlo tiene un ‘módico’ precio de 500 euros. Da igual que, una vez descargado, el inspector vea que todo esta conforme. Da igual lo honrado que seas durante toda tu vida. ¡Todos tenemos que pagar religiosamente!», describe Jorge Mora.

El retraso en la llegada de las nuevas camisetas no ha afectado solo al Real Valladolid. «Todos los clubes que visten Hummel tuvieron que aplazar la venta de productos», apunta Jorge Santiago. «Sin embargo, la incidencia no tiene por qué ser con la mercancía del Real Valladolid. Puede ser de otros productos de Hummel o algo que va dentro de ese contenedor. No revisan todos los contenedores. Algunos les parecen sospechosos y otros son inspeccionados de forma aleatoria».

El caso del Real Oviedo

Las camisetas de Hummel para esta temporada han sembrado la polémica entre las aficiones de algunos equipos, especialmente la del Real Oviedo, que esperaba una prenda exclusiva y descubrió que el patrón resultaba idéntico al del Real Valladolid, CD Tenerife o Alavés. Además, resultaba prácticamente idéntica a la segunda equipación del Real Murcia, también azul. Tras las críticas, el club carbayón anunció el jueves que modificará el diseño en colaboración con Hummel. El Real Valladolid no tomará el mismo camino.

«¿Para qué vamos a reclamar algo que hemos firmado y con lo que estamos de acuerdo?», se pregunta Jorge Santiago. «Ningún club tiene diseños exclusivos. En el caso del Oviedo, Hummel las cambiará por una camiseta de catálogo que ya existe. No fabricarán una camiseta con patronaje y tintada especiales. Solo tienen que comprarlas al almacén regulador que está en Alemania y colocar el escudo y los parches en el almacén que Hummel posee en Elche». Cualquier particular o colectivo puede adquirir el mismo diseño que lucirá el Oviedo y personalizarlo a su antojo.

«Todas las marcas utilizan los mismos diseños para diferentes equipos. Lo hace Nike, y se ve que las segundas equipaciones de Juve, Chelsea o Barça son las mismas, salvo por el color. No se puede hacer un patronaje diferente para cada club. No es algo que solo suceda ahora. Nos ocurría lo mismo cuando vestíamos Puma, que marcaba un diseño de camiseta y ropa de entrenamiento para todo el mundo durante un año a través de Puma Internacional. Luego, Kappa hizo lo mismo y ahora, Hummel. Para mí, el problema del Oviedo es que el Murcia vestía la misma camiseta en su segunda equipación. Por lo demás, creo que la polémica no tiene mucho sentido», finaliza Jorge Santiago.