Real Valladolid

fotogalería

El Real Valladolid en la estación de tren pone rumbo a Córdoba. / H. Sastre

Un largo camino por delante

  • Kepa Arrizabalaga apunta a titular en la portería blanquivioleta mientras el Levante sigue con su idea de fichar a Diego Mariño

Llegó el momento de la verdad. El Real Valladolid afronta esta noche en Córdoba (El Arcángel, 22:30 horas, Canal + Liga 2) el principio de un largo camino con el claro objetivo de volver a Primera División el próximo verano. La pretemporada ha dejado a un Pucela invicto (cuatro victorias y cinco empates) y blindado en defensa, pero la Liga Adelante dictaminará a partir de ahora si esos ensayos resultan efectivos ante un rival que llega tras caer desde Primera División y que sigue respirando entusiasmo a pesar del fiasco del descenso y sus tristes resultados en la élite. El Córdoba de José Luis Oltra, con una apuesta de juego de toque y presión alta, pondrá a prueba al Pucela de Gaizka Garitano, basado también en la presión defensiva, el repliegue ordenado si no hay robo y un juego ofensivo más puntiagudo que su antecesor Rubi. «La temporada pasada tratábamos de hacer un fútbol más elaborado porque al anterior entrenador le gustaba mucho salir con el balón jugado. A Garitano le gusta salir también con el balón jugado, pero hasta cierto punto. Es un poco más directo, un juego que busca más la verticalidad», declara Javi Chica. El lateral derecho ha permanecido entre algodones durante la semana, pero finalmente se ha recuperado a tiempo para entrar en la lista de convocados, en la que también aparece el extremo zurdo Johan Mojica. A tenor de lo ensayado ayer por Garitano a puerta cerrada, los dos serán titulares.

Las dudas en la portería también parecen despejarse tras el último ensayo, en el que Kepa Arrizabalaga participó con los supuestos titulares en diferentes acciones de estrategia. El meta cedido por el Athletic Club apunta al once en detrimento de Diego Mariño, que puede cambiar de aires antes del cierre del mercado veraniego si se consuma su traspaso al Levante. El club granota está decidido a fichar al portero y el acuerdo se contempla como cercano, según todas las informaciones procedentes de Valencia. De momento, Mariño comenzará la competición en el Real Valladolid, previsiblemente como integrante del banquillo blanquivioleta a la espera de que cuaje la operación para su salida.

La ausencia del lesionado Alejandro Alfaro de la lista de convocados de Garitano y la corta plantilla han llevado al técnico a citar a los canteranos Caye Quintana y Ángel García, los dos integrantes del filial más utilizados en los amistosos de preparación. En el teórico once titular blanquivioleta, aparecerá un nuevo portero (Kepa), una defensa renovada (Juanpe, Marcelo Silva y Hermoso se unirán al lateral Javi Chica), dos mediocentros conocidos (Leão y Timor), la presencia de Juan Villar y Mojica por las bandas del ataque, Óscar González como mediapunta y Rodri Ríos como jugador más adelantado.

El Córdoba llega al inicio liguero tras haber demostrado potencial ofensivo en la pretemporada, pero con dudas en defensa: ha ganado cinco amistosos y ha perdido tres, incluido el último en El Arcángel frente al Getafe (0-2). José Luis Oltra dirige a una plantilla plagada de nuevas caras en todas las líneas, desde la portería, donde han llegado Ismael Gómez Falcón y Brimah Razak, procedentes del Alcorcón y el Mirandés respectivamente, a la vanguardia, con la vuelta de Xisco Jiménez (autor de nueve goles con el Mallorca la pasada campaña) o el corpulento Arturo Pérez-Reverte, que militó la última temporada en el Llagostera. Otras incorporaciones, como el extremo Pedro Ríos, añaden mordiente al juego ofensivo de un Córdoba que partirá de inicio con un esquema 4-4-2, en el que los dos puntas ejercerán la primera línea de presión para tratar de robar la pelota a pocos metros del área blanquivioleta. Si Oltra mantiene la misma pareja atacante del último amistoso, Xisco y el rumano Florin Andone serán titulares hoy.

Sin Víctor Pérez

En la citación del Córdoba no aparece Víctor Pérez, el mediocentro cedido por el Real Valladolid, al que la ‘cláusula del miedo’ impedirá medirse al equipo que posee sus derechos federativos hasta el año 2017.

Gaizka Garitano ve al rival de hoy como «uno de los equipos llamados a estar arriba por la entidad del club, los futbolistas que tiene y el hecho de haber bajado de Primera División». «Va a ser un partido complicado», pronostica el entrenador del Real Valladolid.