Real Valladolid

puerta 17

Alegato defensivo

Apenas han transcurrido cuatro jornadas de la Liga Adelante y sin terminar de encontrar el modo en el que generar ocasiones de gol, sí parece que por lo menos el sistema defensivo es más o menos sólido y a los rivales les cuesta crear peligro. No es un mal cimiento por el que empezar la casa, ya que no existen partidos perdidos con la portería a cero.

Pleno de victorias en casa que nos permite estar en una zona tranquila pero que debe vislumbrar visos de mejora a corto plazo, especialmente fuera de casa. En esta categoría y en casi todas las exigentes, ser capaz de competir y sacar puntos lejos de tu estadio marca mucho la temporada.

Sin ir más lejos, durante la temporada pasada, estar muchos meses sin ganar fuera de Zorrilla nos terminó de alejar de una zona noble que por juego nunca debimos ocupar. A falta de acoplar y ver qué rendimiento nos pueden dar los últimos fichajes, el equipo mantiene un periodo de construcción de automatismos totalmente diferentes al modelo de juego del último ascenso con Djukic en el banquillo y con el que quizá el paladar de Zorrilla no comulgue, pero en fútbol profesional lo importante son el tridente de goles, puntos y clasificación.

Prácticamente todas las aficiones terminan por sentirse identificadas con los equipos ganadores. Las críticas o los elogios al entrenador y a los jugadores suelen depender de los resultados. En este sentido, vale con mirar la clasificación o el resultado del último partido para hacer una valoración.

Hasta el momento, seis puntos de doce en una categoría muy complicada en la que ni siquiera el Almería, que nos quitó varios fichajes y al que se ha etiquetado ya como el poseedor de la mejor plantilla de la categoría, ha conseguido más puntos que nosotros. Seguimos a tres puntos y, aunque las sensaciones no son las mejores, creo que son momentos para ser pacientes y esperar si en los próximos partidos encontramos más brotes verdes. Uno de esos brotes verdes no será la presencia de los canteranos, a pesar de que batimos récord en pretemporada pero que con la llegada la Copa del Rey sólo contó con los minutos de Ángel.