Real Valladolid

puerta 17

Incógnitas prolongadas

No pudo llegar en Soria la primera victoria fuera de Zorrilla para el Real Valladolid, a pesar de llegar a ponerse 0-2 en la segunda parte. Parecía el día perfecto para lograr los primeros puntos fuera de casa y finalmente nos tuvimos que conformar con sumar uno, y tras acabar el partido con nueve jugadores no parece mal botín.

La verdad, que pasadas cinco jornadas no sabemos si el equipo es candidato a poder pelear por los puestos pero sí parece claro que el trofeo al Juego Limpio no lo vamos a ganar. Y si uno mira el final de la temporada pasada, con las cuatro expulsiones en los dos partidos de promoción contra Las Palmas, parece que estamos en un constante “Día de la Marmota” en cuanto a infortunios y que nos ha llevado a terminar más partidos con menos de once que con once. Y que además prolonga una semana más la sensación de incertidumbre entre los aficionados sobre el verdadero nivel del equipo, puesto que siempre hay algún incidente que nos impide valorar la realidad.

En Ponferrada fue el penalti, expulsión y gol en la misma jugada que nos hizo jugar casi todo el partido con un jugador menos, y en Soria dos expulsiones que nos hicieron imposible mantener la ventaja de dos goles. Sí podemos concluir que de momento Kepa, Marcelo, Hermoso, Leao, Timor y Juan Villar son titulares y parece que indiscutibles pues siempre han sido de la partida de inicio para Garitano. Otros jugadores como Mojica, Rodri u Óscar también parecen llamados a ser importantes pero por unas cuestiones u otras se han caído de alguna alineación.

Por otro lado, los tres últimos fichajes Tiba, Erik Moreno y Diego Rubio aún no han demostrado qué pueden aportar y siguen siendo una incógnita. Pero esta semana poco se va a hablar de ello en Valladolid, ya que la polémica actuación arbitral y las posteriores declaraciones de Braulio Vázquez han conseguido evitar los focos sobre la realidad deportiva del equipo.

Y yo creo que exactamente eso son las declaraciones del director deportivo del Pucela, una estrategia buscando una reacción pero en ningún caso un pensamiento real de una conspiración contra el Real Valladolid por parte del estamento arbitral. O eso quiero pensar, pero de momento primer punto fuera de casa y la opción de seguir invictos en Zorrilla. Es lo bueno del fútbol que cada semana te da la oportunidad de redimirte.