Real Valladolid

vídeo

Braulio Vázquez, en el balneario de Mondariz durante la concentración de pretemporada. / A. Vidal

real valladolid

Braulio Vázquez: «Está bien la autocrítica, pero no ser un quijote»

  • El director deportivo no se arrepiente de sus críticas hacia el árbitro Piñeiro Crespo, «aunque sí de alguna palabra agresiva»

Braulio Vázquez ha matizado este viernes sus duras declaraciones a Piñeiro Crespo, el colegiado que arbitró el choque del pasado domingo del Real Valladolid frente al Numancia y al que achacó un doble rasero en sus decisiones. El director deportivo blanquivioleta mantiene el fondo de las críticas hacia el árbitro, pero piensa que erró en alguna expresión desafortunada. «No pretendía tener esta repercusión con lo que dije. Estaba caliente tras el partido, no lo voy a ocultar. Fui demasiado vehemente, pero en el fondo era algo que iba a comentar tarde o temprano. No he cambiado de forma de pensar, aunque sí puedo arrepentirme de alguna expresión en concreto que puede haber sido agresiva. Si analizamos los últimos partidos fuera de casa, incluidos los de la temporada pasada, se entenderá por qué mostré mi indignación. Desde la atalaya de personas que no están en Valladolid es muy fácil opinar», ha apuntado Braulio en la zona mixta del estadio José Zorrilla.

El responsable deportivo del Real Valladolid espera «que los árbitros tengan equidad». «No espero que nos ayuden. Los errores pueden ser humanos, pero hemos tenido muy mala suerte con los arbitrajes. Quiero creer que no hay una campaña contra el Real Valladolid. El otro día hablé con el corazón. Me sentí portavoz de la afición, del sentir de la gente. Hace tiempo que no tenemos fortuna. No quiero que nos den nada, absolutamente nada, pero venimos de un 'play-off' de ascenso en el que nos expulsaron a cuatro jugadores, algo que yo no recuerdo que haya sucedido antes. Quiero hacer borrón y cuenta nueva. No me arrepiento de lo que dije, aunque sí de alguna palabra agresiva».

Braulio Vázquez sabe que se expone a una sanción económica, ya que el Comité de Competición le ha incoado un expediente a instancias del Comité Técnico de Árbitros. «Cuando acabó el partido, dije lo que pensaba. A mí cuando me pinchan, me duele. No sé a los demás. Probablemente tenga una sanción, pero hay gente que, desde la lejanía, no vive todos los domingos los partidos del Real Valladolid como yo, como vosotros [los periodistas] o la afición».

El director deportivo ha recibido respuestas positivas de aficionados, aunque explica que él no efectuó las declaraciones con el ánimo de encontrar apoyos en el entorno. «Reflejo el sentir de mucha gente que rodea al club. ¿Servir para algo? Yo no lo he hecho con el ánimo de que sirva para nada. Lo hago porque llevamos mucho tiempo teniendo muy mala suerte, vamos a decirlo así. Creo que nos autoflagelamos a veces, somos autocríticos con los fichajes, autocríticos con la forma de jugar del equipo. El sentido crítico hacia nosotros mismos lo tenemos alto, pero hay circunstancias que hay que reflejarlas. Está bien ser autocrítico, pero no ser un quijote».

Para Braulio «hay más autocrítica interna que crítica hacia el exterior». «He estado en otros sitios y la autocrítica que tenemos aquí es alta en todos los niveles, en los medios de comunicación y a nivel interno, con el presidente, el entrenador y jugadores, a los que reprochamos algunas actitudes, pero hay factores externos que no controlamos».